El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, acusó este miércoles a Alemania de hacer caso omiso a la amenaza que representa Rusia para los intereses de la OTAN y advirtió a ese país de que si insiste en depender energéticamente de Moscú acabará siendo cautivo de esa nación.

«Es inaceptable que la mayor economía de Europa haga caso omiso a la amenaza que representa Rusia», señaló Pence en una de las conferencias organizadas con motivo de la reunión ministerial de la OTAN que se celebra esta semana en Washington.

El estadounidense subrayó que es necesaria la unión de «todos» los miembros de la Alianza Atlántica para encarar la «empresa» que supone hacer frente al Gobierno del presidente ruso, Vladímir Putin.

«No podemos garantizar la seguridad de Occidente si nuestros aliados son cada vez más dependientes de Rusia», declaró Pence, quien sostuvo que en caso de «persistir» en la construcción del gasoducto Nord Stream 2, que unirá Rusia y Alemania a través del mar Báltico, Berlín acabará siendo «cautivo» de Moscú.

Al igual que hizo el presidente de EE.UU., Donald Trump, este martes durante su encuentro con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, Pence atacó al Ejecutivo de la canciller Angela Merkel por no aportar a la alianza lo que le corresponde.

«Muchos más países están ahora cumpliendo con sus compromisos, pero otros no y, como todos sabemos, Alemania es el principal», dijo Pence antes de clamar: «Alemania tiene que hacer más».

El vicepresidente acusó a «la mayor y más saneada economía» del Viejo Continente de beneficiarse durante generaciones de la seguridad que le proporcionó su país, que, indicó, lleva años aportando a la Alianza Atlántica «mucho más de lo que le corresponde».

A pesar de la dureza de su discurso, Pence cerró su intervención con un tono más conciliador y aseguró que «Estados Unidos es y siempre será el mejor aliado de Europa».

De acuerdo con un informe de la Alianza publicado el 14 de marzo, los aliados europeos incrementaron en un 5,19 % el gasto militar en 2018 respecto al año anterior, pero solo siete países dedicaron el 2 % de su PIB a defensa: Estados Unidos, el Reino Unido, Polonia, Lituania, Letonia, Grecia y Estonia.

DEJA UNA RESPUESTA