El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, y el secretario General de UGT-Madrid, Luis Miguel López Reillo, junto con delegaciones de las respectivas comisiones ejecutivas del sindicato han participado esta mañana en la limpieza de las estatuas del ex secretario general de UGT y ex presidente del Gobierno de España, Francisco Largo Caballero y del ex ministro de Obras Públicas, Indalecio Prieto, recientemente vandalizadas.

En el acto, Pepe Álvarez ha destacado que UGT quiere contribuir de este modo, a reivindicar la relevancia para la Historia de España de ambos dirigentes, impulsores del progreso de nuestro país, de la democracia y la justicia social, frente a quienes buscan tergiversar la Historia y socavar la convivencia desde la mentira y el radicalismo.

“Un acto de desagravio de nuestra organización, de su organización, a una de las figuras del movimiento obrero internacional más importantes del siglo XX” ha añadido.

“Desde UGT no vamos a entrar a rebatir las calumnias ni las estupideces históricas que, por desgracia, el Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha tenido en cuenta a la hora de aprobar la retirada de los símbolos de la ciudad de Madrid, pero me gustaría pedirle al Alcalde que el Ayuntamiento sea consciente de que la historia la hacen los historiadores, no los que tenemos responsabilidades públicas inmediatas, y todavía no he visto a ningún historiador que haya ratificado ninguna de las insidias, mentiras y falsedades que ha utilizado la mayoría del Pleno del Ayuntamiento”.

PP, Cs y Vox deberían estar más pendientes de la evolución de la pandemia en Madrid

Pepe Álvarez ha señalado que “a nosotros nos hubiera molestado mucho que hubieran quitado la calle a Largo Caballero o que hubieran quitado la placa, obviamente, pero somos conscientes de que la coyuntura política puede llegar a situaciones de estas características, pero lo que no nos parece razonable en democracia es que se utilicen argumentos sin rigor histórico. Si quieren quitar la placa, allá ellos y su conciencia, pero que el fascismo no entre en el Ayuntamiento de Madrid”.

“Venimos con la cara descubierta, sin escondernos, porque a nosotros nos asiste la razón histórica y van a ser obreros, trabajadores afiliados a la UGT los que procedan a la limpieza de la pintada. Y lo vamos a hacer con humildad, sin exabruptos, porque no le vamos a dar pábulo al fascismo”.

El Secretario General de UGT ha destacado que “igual al PP le sienta bien intentar despistar a la población de Madrid con estos exabruptos” ha afirmado, “y digo despistar porque me parece que el PP, Cs, VoX, que forman esta mayoría, deberían estar más pendientes de qué ocurre con la pandemia y por qué estamos en Madrid como estamos”.

Álvarez ha manifestado que el señor Abascal debería pensar hacia dónde están llevando este país porque “este es un acto terrorista contra la memoria histórica de nuestro país, contra la convivencia y el inicio de un camino que puede traer consecuencias”.

“Con mucha humildad, pero con mucho orgullo, cada vez que vengan a pintar nosotros vendremos a limpiar” ha finalizado.