El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha afirmado que para el Sindicato “lo prioritario es el empleo. Algunas veces puede dar la sensación de que, como hablamos mucho de otros temas, nos olvidamos de los más de tres millones de mujeres y hombres que están parados. Hay que generar políticas que creen empleo, y hay un elemento clave que es el contrato de relevo, para que los jóvenes puedan trabajar a tiempo parcial en las empresas, con un contrato digno, con un salario digno”.

El segundo objetivo, según Álvarez, es acabar con la situación de fraude que se produce en las empresas, “el propio Ministerio de Trabajo ha dicho que hay 50.000 empresas con síntomas de fraude, y nos hubiera gustado -más que enviarles cartas- enviarles inspectores de trabajo”, aunque el déficit endémico de recursos de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social lo convierte en algo imposible. No obstante, Álvarez ha señalado que “nos hubiera gustado discutir con el Ministerio si había algún otro elemento más eficaz que el enviar cartas”.

 

Que el Gobierno ponga “la directa”

Durante una entrevista en el programa “Más de Uno” de Onda Cero, el Secretario General de UGT ha recordado que en nuestro país hay gente que lleva mucho tiempo pasándolo mal: “Hemos visto a personas morirse en los servicios de atención primaria, o que se han tirado desde un décimo piso porque les desalojaban de su casa. Por no hablar de los miles de trabajadores que tienen contratos a tiempo parcial y que trabajan fuera del horario que marca ese contrato, o los millones de personas que están en el desempleo. El Gobierno tienen que ser consciente de que eso lo tiene que abordar, y nosotros queremos evitar entrar en una dinámica de tanteo, con un parlamento complejo -porque lo es-, y lo que queremos es que el Gobierno ‘ponga la directa’ y aborde los problemas y ponga soluciones encima de la mesa”.

Los factores que condicionan al Gobierno, no obstante, no hacen que en UGT “renunciemos a nuestro objetivo, que es la derogación de las reformas, cambiarlas por nuevas leyes que actualicen la legislación española y que definan el modelo productivo de nuestro país, tanto desde el punto de vista de bienes como de servicios. En parte, esta situación de precariedad que se vive en el mercado de trabajo español tiene unas raíces que es la falta de valor añadido del sistema productivo”, ha señalado.

 

Pioneros del Estado moderno

En relación con el 130 Aniversario de la constitución de la Unión General de Trabajadores, que el Sindicato celebró ayer en Barcelona, iniciando así un año de actividades conmemorativas y culturales, Pepe Álvarez ha recordado que “cuando lo miras con una cierta perspectiva histórica ves hasta qué punto aquel grupo de personas que se reunieron en Barcelona – para fundar UGT- son los iniciadores del Estado moderno, de los derechos. Sólo pensar que en aquel año de 1888 no existían ni las vacaciones, ni el descanso dominical, ni ningún organismo internacional que velara por los derechos de los trabajadores nos da una idea de qué es lo que ha ido haciendo la gente de la UGT durante estos 130 años”.

Preguntado por la aparición de nuevas plataformas y organizaciones reivindicativas, Álvarez ha señalado que “afortunadamente, la sociedad hoy es mucho más rica, mucho más plural, tiene más capacidad de auto-organización. Y nosotros no tenemos que ver a ninguna plataforma, a ninguna entidad que tenga finalidades similares que las nuestras, desde una perspectiva de competencia; al contrario, creo que tenemos que sumar, no siempre es fácil, pero nosotros tenemos unas prerrogativas que nos definen, somos organizaciones que nos presentamos a elecciones, y que en función de esas elecciones y de acuerdo con la Constitución, tenemos unas cuestiones que incluso nos vemos obligados a tener que tratarlas y negociarlas con los gobiernos y con las propias patronales. No es sencillo, y sobre todo en un momento en que las cosas cambian de hoy para mañana y lo hacen de manera muy radical. Hacemos lo que podemos”.

 

La globalización, bajo mandato de los ciudadanos

Finalmente, el Secretario General de UGT ha defendido las críticas del Sindicato al capitalismo actual, señalando que “ver en UGT nada que nos lleve a situaciones de países en los que el principio de libertad no se respeta ampliamente, no tiene nada que ver con nosotros”. “Dirijo –ha declarado- una organización que siempre ha defendido la libertad, por arriba de todo, no en vano muchos de nuestros militantes han estado muchos años en prisión, y algunos han perdido la vida por defender la libertad; por tanto, para nosotros, sin libertad no hay nada. A partir de este principio, creo que este mundo necesita nuevas reglas; la globalización necesita que esté bajo el mandato de los ciudadanos y tenemos que conseguir un reparto de la riqueza justo. No estamos hablando de otra cosa”.

Deja un comentario