Pepe Álvarez: “Vamos a trabajar para que el SMI suba a 1.000 euros en 2020”

El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha afirmado que las intenciones del PP de bajar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 850 euros “me parecen una broma de mal gusto y una pena. Es ridículo que, a estas alturas, la política sea tan poco seria. Esto parece una especie de carrera de tontos, de continuamente estar diciendo y desdiciendo”.

Pepe Álvarez ha realizado estas declaraciones durante su intervención en unas jornadas sobre Memoria Histórica en Málaga y, al igual que señaló ayer en la inauguración de la Casa del Pueblo de Marmolejo (Jaén), se ha “alegrado” de que Pablo Casado rectificase después. “UGT estará enfrente de cualquier atentado contra los derechos de los trabajadores y trabajadoras. Vamos a trabajar para conseguir que nos devuelvan derechos y libertades. En ningún caso vamos a permitir que este país continúe creciendo y no se reparta la riqueza. Se quiere crear el clima necesario no para bajarlo, que saben que no se va a poder hacer porque los sindicatos vamos a garantizar que no se pueda hacer, sino para que no se suba. Pero vamos a continuar trabajando para que el SMI suba a 1.000 euros en 2020”.

En este sentido, el Secretario General de UGT ha valorado el acuerdo de subida del SMI que se firmó con el PP para el periodo 2018-2020, “que representaba una mejora importante para los trabajadores de este país. Pero el acuerdo de subida del PSOE y Unidas Podemos a 900 euros cuenta plenamente con el soporte de las organizaciones sindicales y pedimos, además, que en 2020 suba a 1.000 euros, algo que esperamos conseguir después de las elecciones”.

“Tiene que seguir subiendo porque la pérdida de poder adquisitivo que ha habido durante estos años en nuestro país ha sido altísima”, ha considerado, “y con 900 euros solo la recuperamos en parte. En Francia el SMI está por encima de los 1.500 euros, en los próximos años va a pasar de los 1.800; en Luxemburgo está cerca de los 2.000 euros; en Alemania está por encima de los 1.500 euros”.

Por ello ha afirmado que “necesitamos que el SMI sea un elemento que avance. No destruye empleo, eso es mentira, sino que crea empleo. Aumenta el consumo y los puestos de trabajo. Es un instrumento al servicio del bienestar y de la creación de empleo. Da más medios a la Seguridad Social porque habría una recaudación más alta también”.

Los partidos deben hablar de los problemas de nuestra sociedad

Pepe Álvarez ha señalado, en referencia a la campaña electoral que comienza hoy, que a UGT “le gustaría que los partidos entren de verdad en el fondo de los problemas que tiene nuestra sociedad. Queremos que nos digan si van a asumir las 10 propuestas sindicales por el giro social que les hemos presentado, si va a haber derogación de la reforma laboral del PP, si los salarios van a seguir subiendo o no, si los derechos de la mujer van a aumentar y la lucha contra la brecha salarial (que existe, por mucho que alguno diga que no) va a disminuir, o si van a quitar las dudas del sistema de pensiones…de eso hay que hablar”.

En este sentido, ha manifestado que “mucha gente no ha decidido a quién va a votar y es la hora de que los partidos manifiesten sus intenciones para que la gente pueda decidir su voto”.

No queremos rencor ni revancha, sino justicia

En referencia al motivo de la jornada, el Secretario General de UGT ha afirmado que “somos de las dignas organizaciones que buscamos a las personas asesinadas por el franquismo. Personas que hicieron que este país fuera mejor, que trabajaron para que la democracia y la libertad hoy sea una realidad en nuestro país. Málaga es una de las zonas más castigadas del país por la represión franquista. Vamos a hacer todo lo posible para que los familiares de muchas de estas personas militantes de UGT puedan recibir digna sepultura de acuerdo con la voluntad de sus familiares, porque en esta provincia en torno al 60% o 70% de las personas asesinadas eran militantes del sindicato”.

“No nos van a amedrentar”, ha considerado. “Se equivocan los que piensan que vamos a parar. No vamos a parar hasta que descansen en paz las personas que han sido represaliadas. Creo que nadie se puede sentir decente ni digno teniendo detrás del armario la cantidad de fosas comunes que hay en nuestro país”.

Además, ha señalado que “una organización como UGT tiene que garantizar que las familias de estas personas no tengan ningún miedo, que no vamos a dar un paso atrás, que vamos a coger más impulso y fuerza para que sepamos la verdad. No queremos rencor ni revancha, sino que se haga justicia. Y no va a haber justicia mientras no tengamos a todas las personas en las cunetas identificadas”.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario