José Mújica, ex presidente de Uruguay, concedió una entrevista a Jordi Évole en su programa «Lo de Évole» a través de una videollamada sobre la crisis por coronavirus. Su primera respuesta a la pregunta de qué tal está: «Estoy vivo».

«No salgo para nada, pedí licencia de senador porque estoy en edad de alto riesgo con 85 años y tuve una enfermedad inmunológica», explica Mujica. «Así que no puedo experimentar, pero cuando me toque, me va a tocar. Hay que aprender a morirse sin ruido, así es la naturaleza», señaló.

El expresidente de Uruguay afirma, al contrario que algunos líderes mundiales como Macron, presidente de Francia, afirma que no estamos en guerra contra una enfermedad: «No estamos en guerra, esto es un desafío que la biología que nos mete para recordarnos que no somos tan dueños absolutos del mundo como nos parece».

Mujica explica que «los gobiernos subestimaron las dificultades» de la crisis del coronavirus: «Creyeron que era una cosa de chinos y, ahora, es algo de todos, por lo menos tenemos una cosa común».

«Esta crisis tan mala tiene una cosa buena, llamarnos la atención de que los problemas de otras partes también son nuestros problemas», destaca José Mujica. Por ello, el expresidente de Uruguay pide «combatir el egoísmo que llevamos dentro» para vencer al coronavirus: «Debemos apechugar socialmente entre todos».

Decepción con la gestión mundial

El expresidente de Uruguay mostró su decepción con los líderes mundiales por su inacción para frenar el calentamiento global: «No es un problema ecológico sino político. Nunca el hombre tuvo tantos recursos, capacidad, ni capital» para frenarlo. Vamos a un ‘holocausto ecológico’ y están haciendo una gigantesca sartén para freírnos», afirma.

Asimismo, Mujica muestra también su enfado con el sistema actual: «No sé para qué mierda hay un puñado de viejos que siguen queriendo más y más plata. ¿Por qué no dejan de joder?, si se van a morir como cualquier hijo de vecino», reflexiona a la vez que pide sujetar «el mercado» al interés humano ya que «el dios mercado es la religión fanática de nuestra época».

¿Cree que este virus va a acabar con la globalización capitalista?», pregunta Jordi Évole al expresidente de Uruguay, quien afirma que no cree que «el virus pueda» con este sistema. «A este lo tienen que enfrentar la voluntad organizada de los hombres, que fueron los que lo hicieron», explica y detalla que «es el hombre quien lo tiene encauzar».

«No sé si es reversible», señala y detalla que «hay que luchar para que sea reversible» ya que ahora «el mercado no tiene una sujeción al interés humano»: «Este virus no acorraló, nos tiene asustados y tomamos cierto grado de medidas heroicas. Lo que es demostrativo que se puede y se debe. No se trata de eliminar del mercado, se trata de sujetar el mercado a ciertos parámetros».

Un mensaje para la reflexión

El expresidente mandó un mensaje a todas esas personas que están viviendo la cuarentena por coronavirus: «La peor soledad es la que llevamos dentro, es tiempo de meditar. Habla con el que tienes dentro, es tiempo de meditar un poco, mirar por una ventana al cielo y, el que no lo tiene, imaginarlo».

Para finalizar, Mujica una reflexión en tiempos de coronavirus sobre la vida en la que afirma que «vivir significa gastar el tiempo» en lo que te haga feliz: «Mientras tengas causa para vivir y luchar, no tienes tiempo para estar desencantado y que te coma la tristeza».