El candidato del PSOE al Ayuntamiento de la capital, Pepu Hernández, ha asegurado que «es la hora de reconciliar a la ciudad con el PSOE» porque la ciudad lleva esperando muchos años un Gobierno local socialista, cuyo objetivo «no es hacer más Madrid sino mejor Madrid».

Aparte, ha remarcado este sábado que el «enemigo» del socialismo «no es la derecha de tres cabeza y pocas ideas» sino la pobreza, la desigualdad y el machismo.

«Me niego a que una ciudad como Madrid exista la pobreza infantil», ha remachado Hernández en un acto celebrado en el Teatro Goya de Madrid arropado por el candidato socialista a la Comunidad, Ángel Gabilondo, el secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El también exseleccionador nacional de baloncesto ha asegurado que el PSOE es la opción para corregir las desigualdades en la capital frente a los que «se han mirado tanto el ombligo que se han olvidado de los ciudadanos». «No se pueden hacer trampantojos para esconder la verdad, que hay un Madrid pobre que lo sigue siendo más», ha remachado.

Hernández ha trasladado al auditorio su emoción por «decir alto y con todas las letras que es candidato del PSOE» a la Alcaldía de Madrid y que también es consciente de la «responsabilidad que significa» el «defender unas siglas con tanta historia y tanto trabajo».

«Gracias por permitirme ser vuestro candidato con el voto de las primarias, el voto de la verdad. Si alguno tiene dudas qué es la democracia de verdad que aprendan del PSOE», ha aseverado el candidato socialista para aludir a los «hablan de regeneración» y se quedan «en las trampas y el pucherazo de noche».

También ha relatado que Madrid lleva «mucho tiempo esperando al PSOE». «No le hagamos espera más», ha espetado el candidato del PSOE al Ayuntamiento de Madrid para añadir que Madrid es «más» porque la gente está «muy por encima» de la «corrupción», del «lastre de la deuda» y de los que «trajeron a los fondos buitres», en clara alusión al PP. «No merecen ni el perdón ni el voto de los ciudadanos», ha apostillado.