El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Pepu Hernández, detecta cierta «voxtalgia» en algunos dirigentes del PP y cree que el distanciamiento entre el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, y el líder municipal de Vox, Javier Ortega Smith, es simple «postureo», a pesar de que el regidor afeara al también diputado nacional que hubiera apoyado nueve propuestas de la izquierda en el último Pleno, celebrado justo después de la fallida moción de censura.

En una entrevista con Europa Press, el portavoz socialista cree que sí es posible llegar a un acuerdo de cara a la aprobación del presupuesto, aunque el proyecto de ordenanzas fiscales sólo lo haya presentado el equipo de Gobierno a Vox y siendo consciente de que el doble papel de Almeida, como alcalde y portavoz del PP nacional, «dificulta» cualquier proceso de consenso.

Pepu Hernández aboga por recuperar el espíritu de los Acuerdos de la Villa «porque es interesante siempre pero en este momento mucho más». «Los Acuerdos no son de ningún partido, son de todos, sobre todo de los ciudadanos de Madrid. Los presupuestos, en una situación tan especial, deberían ser de todos también. Ojalá pudiéramos llegar a un acuerdo», ha deseado.

Ve un escollo en el doble papel de Almeida, que ha pasado en año y medio por tres etapas: «una en la que él y su gobierno trataban de desmontar lo que se había conseguido en el mandato anterior» por Ahora Madrid; una segunda, durante la primera ola, en la que «sí ha habido una cierta confluencia para tratar de abordar los problemas que realmente le importan a los madrileño» y, por último, «la etapa del alcalde-portavoz».

«Cada vez es más portavoz, más traductor e intérprete de la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, más defensor de las políticas del PP única y exclusivamente en un gobierno con Cs que le crea dificultades con la oposición porque su ataque constante al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dificulta las posibilidades de llegar a acuerdos», ha descrito el edil.