El 24 de julio, una veintena de trabajadores del mundo taurino increpaba a la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, a su llegada y salida de un acto celebrado en Toledo, al grito de «ministra dimisión» y en medio de una sonora pitada.

Los manifestantes la increparon con insultos como «cerda», «golfa de mierda», «hija de puta» y se lanzaban sobre el coche, golpeándolo y rompiendo un espejo retrovisor, momento en que la Policía ha tenido que poner orden hasta que Díaz ha dejado la ciudad.

Los pro-taurinos denunciaban de esta manera tan poco democrática no estar incluidos en las ayudas especiales que, debido a la crisis del coronavirus, contemplaba el decreto ley del 5 de mayo para los artistas en espectáculos públicos.

Este mismo vídeo ha sido usado por el medio Periodista Digital para usarlo en un ataque contra Irene Montero mintiendo sobre la situación. «Vídeo censurado: la brutal fuga de Irene Montero al ser ‘cazada’ en Segovia comiendo cochinillo», titulaba el rotativo digital.

«Todo ocurría este verano. Varios testimonios señalan a Periodista Digital que la ministra de Igualdad, Irene Montero, hacía una ‘escapadita’ a Segovia y allí no podía evitar degustar la joya de la gastronomía local: un buen cochinillo», mentía el medio.

La propia ministra de Igualdad lo denunciaba en su cuenta de Twitter: «El 24 de julio un grupo de pro-taurinos intentó agredir a Yolanda Díaz en Toledo. Se difundieron varios vídeos de lo ocurrido. Adivinad para qué ha utilizado hoy uno de esos vídeos un digital de derechas».

«No es una excepción: mentir es su modus operandi», denuncia Montero.