José Jiménez Peroy

Creo que Forrest Gump dijo aquello de “la vida es como una caja de bombones…nunca sabes lo que te va a tocar“, porque nunca tuvo que enfrentarse a un artículo tan difícil como el que he tenido la (poca) destreza de elegir para esta ocasión. El problema reside, en que en mi caja de bombones hay escondidas tantas trampas que incluso el villano de Saw protestaría por su complejidad.

La polémica siempre ha tenido muchas caras y nombres, pero hoy la vamos a disfrazar de alegre conejito digital, le pondremos una graciosa chaqueta azul y lo llamaremos “Peter Rabbit”.

Basado parcialmente en el libro infantil de Beatrix Potter, “Peter Rabbit” pretende ser la divertida historia de unos alegres conejitos digitales a los que la vida se les complica mucho con la llegada de un nuevo vecino.

La película llegará a España el 23 de marzo, pero desde su debut en Estados Unidos el 9 de Febrero, la polémica y las críticas han hecho mella en esta “inocente” comedia infantil.
¿El motivo? En uno de los múltiples enfrentamientos entre el vecino y los animalitos, Peter Rabbit decide atacar a su archienemigo usando moras…a sabiendas de que es alérgico. Cuando una de las moras cae en su boca, el vecino intenta inyectarse epinefrina, pero es incapaz de respirar como resultado de la reacción (anafilaxia) y cae al suelo.
La escena, ideada como gag cómico, lejos de producir carcajadas ha despertado las iras de colectivos y particulares, que conviven a diario con la problemática de las alergias.

La ONG Kids With Food Allergies (Chicos con alergias alimenticias) escribió una carta abierta a la productora de la cinta, Sony, en la que condenaba y lamentaba que en esa escena se “animara” al público a no tomar en serio el riesgo a las reacciones alérgicas.

 

En Change.org se creó una petición, que contó con más de 10 000 firmas, para que Sony se disculpara públicamente.

Y de pronto, en mitad de esta polémica, surgió una palabra demasiado adulta para una cinta infantil: “Bullying“.

El gag ya era una ofensa y un problema muy serio. ¿Qué clase de ideas podría sacar un niño al ver esa escena? ¿Está bien reírse de algo tan serio como una reacción alérgica?
Ante las acusaciones de Bullying y las amenazas de boicot a la cinta, Sony no tuvo más remedio que disculparse públicamente en un comunicado:

La alergia a la comida es una cosa muy seria. Nuestra película no debería haber tomado a la ligera al archienemigo de Peter Rabbit, el señor McGregor, siendo alérgico a las moras, incluso de una manera caricaturesca y de broma. Lamentamos sinceramente no ser más conscientes y sensibles con este tema y pedimos sinceras disculpas“.

En España, podemos encontrar un ejemplo similar al de la polémica de Peter Rabbit en los dibujos animados “Jaime Tentáculos”. En 2016, TVE tuvo que disculparse y retirar un capítulo de dicha serie, ante las quejas de miles de afectados que vieron como, durante el episodio titulado “El Gran Convite”, uno de los protagonistas ingería una fresa, siendo consciente de que era alérgico a dicha fruta, para ponerse enfermo y así evitar que sus padres se fueran de casa.

Y una vez más llegamos a una difícil encrucijada moral: estas reacciones y acusaciones que ha generado Peter Rabbit, son ¿desmesuradas o justificadas?

Elizabeth Debicki como Mopsy, junto a los personajes Flopsy, Benjamin, Bea, Peter Rabbit y Cottontail, en una escena de ‘Peter Rabbit

Sinceramente, creo que toda esta escalada de protestas y crispación se debe en parte a los tiempos que vivimos en las redes sociales. No hace mucho, nos reíamos de pequeños, viendo como el cazador le volaba el pico al pato Lucas con una escopeta de perdigones, o como el malogrado Macaulay Culkin llenaba su casa de trampas mortales para detener a dos torpes asaltantes. Y lo único que hacíamos era reírnos, porque el tono usado era comedia.
“Solo en casa” y, por ejemplo, “You Are Next” podrían encuadrarse en el género del homeinvasion, pero en una, la violencia usada es cómica y en la otra no. Pero lo distinguimos bien por que el “tono” es diferente

Y esto es lo que pasa aquí.

Tratamos a una comedia infantil como si fuera un thriller, por que es más fácil criticar lo ajeno que educar.
Si a los de mi generación nunca se nos dio por perseguirnos con escopetas o lanzarnos cuchillos, como sucedía en dibujos que veíamos a diario ¿por qué ahora hay tanto miedo a que de pronto los niños comiencen a torturar a los alérgicos?

En el trailer de Peter Rabbit, se puede observar como se lanzan cuchillos, luchan físicamente intercambiando golpes o como reciben descargas eléctricas, siempre con un marcado y claro tono cómico.

Pero de eso no se habla.

Se habla de una mora y una reacción alérgica, pero del uso de cuchillos para hacer daño a tu enemigo, no.
Se habla de bullying y acoso a los alérgicos, pero de cómo la violencia engendra más violencia y nunca resuelve tus diferencias, no.

Quejas teledirigidas para crear crispación y ocultar algo mas grave : vivimos en una época en la que la sobreprotección a los mas pequeños, a través de redes sociales y campañas para robar “likes“, oculta un problema mayor : la poca atención que los padres dedican a sus hijos.

Les dan tablets y smartphones desde que empiezan a “molestar”, aislándolos de la realidad para que los padres puedan estar tranquilos.
No quieren hijos, quieren peces atrapados en una pecera.
En mi trabajo, he visto niños gritando, molestando a cuantos les rodean y golpeando cosas, con unos padres impasibles, a escasos pasos de ellos, que solo intervienen cuando les llamas la atención y se sienten avergonzados.

Peter Rabbit les manchado su traje de “súper padres” del Todo a 100 con unas moras y esto es simplemente un pataleo de orgullo.

Debemos educar a nuestros hijos para que sepan distinguir lo que está bien de lo que está mal, que entienda por qué atacar a otros niñ@s o romper cosas o hacer el gamberro en público, no es lo correcto.
Pero lo fácil es poner tres tweets, compartir un par de fotos y unirte a una polémica barata, por que, claro, lo de quitarle la tablet y sentarte a hablar con tu hijo, mejor queda para otro momento ¿no?

Un beso enorme a mi hermana pequeña y a mi genial sobrino, que es alérgico a la proteína de la vaca. Sois un ejemplo a seguir ^^ 

3 Comentarios

  1. Lo que ocurre es que si cualquier niño sabe las consecuencias de pelear con un cuchillo mientras que desconocen que el tomar un determinado alimento puede ser mortal para un alérgico y estás criticando a los que han protestado sin conocer si la peli aclara ésto

Deja un comentario