Por Comité de Empresa-Petronor (Muskiz)

La dirección nos reunió ayer (27 de julio), con 15 minutos de antelación sobre la convocatoria abierta a toda la plantilla, para comunicar su intención de retirar el ERTE a partir de 1 de octubre. La información aportada no pasó de titulares, para hacer noticia sobre sus buenas intenciones y el gran esfuerzo que se hace para volver a producir. Se ha comprometido a presentar el detalle de cómo van a llevar a cabo las desafecciones el próximo martes, en una reunión ya convocada para otros fines. Mañana el grupo Repsol presenta los datos económicos del segundo trimestre, suponemos que, cómo en el periodo anterior, serán positivos en todos los sectores del negocio.

Valoramos como positivo el arranque de las unidades, así como que la dirección rectifique retirando un ERTE que no era necesario. Además, se normalizará la seguridad en la operación al recuperar a todo el personal necesario para la vigilancia y mantenimiento de las unidades. Por otra parte, entendemos que el ahorro que ha podido suponer estos meses con el expediente activo no se ve compensado con el trabajo innecesario que ha provocado su aplicación en algunos departamentos, que están al borde del colapso por la sobrecarga de tareas.

Además, nos encontramos con que, tras estos meses, cuando se normalice la actividad, vamos a enfrentar el mismo problema de falta de conocimiento que teníamos al inicio del ERTE. También es cierto que con el anuncio de la retirada de la medida se refuerza nuestro argumento en el juicio del pasado miércoles, que consiste en demostrar que el expediente debería de haber sido abierto como derivado del COVID, lo cual supone mejores condiciones para las personas afectadas.

La suspensión del ERTE permitirá abrir la mesa negociadora del XVIII Convenio Colectivo, pues llevamos desde 2020 sin convenio. Ahora bien, está claro que la intención de la dirección es, y ha sido, precarizar nuestras condiciones de trabajo, por lo que mientras mantenga esta actitud va a tener a la plantilla y al comité enfrente.

Fuente: Ecuadoretxea

DEJA UNA RESPUESTA