El pez sierra ha desaparecido ya de la mitad de las aguas costeras del mundo y se enfrenta a la completa extinción debido a la sobrepesca, según un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad Simon Fraser (Canadá), publicado en la revista Science Advances.

Según los investigadores Helen Yan y Nick Dulvy, tres de las cinco especies de pez sierra existentes están en peligro crítico, según la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), y las otras dos están en peligro. Se desconoce la presencia actual de los peces sierra en todo el mundo, pero Dulvy advierte que la extinción completa es posible si no se hace nada para frenar la sobrepesca y proteger los hábitats amenazados, como los manglares, donde este pez puede prosperar.

La extinción completa es posible si no se hace nada para frenar la sobrepesca y proteger los hábitats amenazados, como los manglares, donde este pez puede prosperar. “Estamos documentando los primeros casos de un pez marino de gran alcance que está siendo llevado a la extinción local por la sobrepesca”, advierte Dulvy. “Sabemos desde hace un tiempo que la espectacular expansión de la pesca es la principal amenaza para la biodiversidad de los océanos, las poblaciones de algunos peces se han monitorizado de manera deficiente a lo largo del tiempo”, continúa.

El estudio recomienda que los esfuerzos internacionales de conservación se concentren en ocho países (Cuba, Tanzania, Colombia, Madagascar, Panamá, Brasil, México y Sri Lanka) donde los esfuerzos y una protección adecuada para la pesca podrían salvar la especie.

Si bien la situación es terrible, todavía es posible recuperar el pez sierra en más del 70 % de su rango histórico si actuamos ahora

Entre los más amenazados del mundo

El animal era frecuente en las costas de 90 países, pero ahora se encuentra entre los peces marinos más amenazados del mundo, y está presuntamente extinto en 46 de esas naciones. Hay 18 países donde falta al menos una especie de pez sierra y 28 más donde dos especies han desaparecido.

Entre las razones de su pesca sin control se encuentra que los dientes de su «sierra» se enganchan fácilmente en las redes de pesca y sus aletas se encuentran entre las más valiosas en el comercio mundial de aletas de tiburón. Además, su apéndice también se vende como objeto de regalo, como medicina y como espuela para las peleas de gallos.

Fuente: Science Advances

 

Necesitamos tu ayuda para seguir ofreciendo Contrainformación. No queremos depender de bancos, publicidad o grandes empresas. Si te gusta lo que hacemos, invítanos a desayunar una vez al mes para que podemos seguir ofreciéndote nuestro trabajo
¿Prefieres hacer un ingreso por tu cuenta? Aquí puedes hacerlo: Triodos Bank: IBAN - ES0714910001283000114479    

DEJA UNA RESPUESTA