Redacción

EQUO

La recuperación económica parece haber llegado a España según el Gobierno de España. Esta maravillosa noticia, de ser cierta, se debería haber notado en los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Los presupuestos más sociales de la historia, anunciaban también desde el Gobierno. Esta maravillosa noticia, de ser cierta, también debería notarse en los PGE. Pero ¿son realmente ciertas las afirmaciones que hace el Gobierno? Analizamos estos PGE desde el punto de vista de la juventud y las políticas referentes a la misma.

recorte en el consejo de la juventudEs imposible hacer este análisis sin mencionar al Consejo de la Juventud de España, que sigue el camino hacia su cierre con un presupuesto que disminuye un 2%. El PP está dando una muerte dulce al principal órgano para la juventud de este país, donde la Red EQUO Joven siempre ha tenido un papel muy activo.

Aunque siempre las peores paradas son las partidas destinadas a educación y empleo. En Educación se atisba un pequeño aumento en la cantidad total asignada a becas, sobre los 50 millones de euros. Aumento que va destinado en su mayoría a becas de excelencia, mientras las becas de carácter general se aumentan en una proporción menor. En España, el 70% de los estudiantes no recibe beca. Según un estudio de la Comunidad Europea España es de los países del llamado grupo “C”: países en los que la mayoría de estudiantes pagan tasas universitarias y una pequeña proporción recibe ayudas. La desigualdad es mayor cuando se trata de inclusión educativa pues ésta es inexistente y en los PGE no se pone ninguna medida que vaya a hacerla efectiva en el próximo año.  

Recorte en las becas

También se han reducido las partidas destinadas a la transferencia de educación obligatoria del Gobierno a las Comunidades Autónomas, con lo que el PP sigue ajustando sus cuentas a costa de lo más básico: la infancia. A este recorte se le suma la eliminación de un programa completo, concretamente el del fomento del deporte en todas las etapas educativas. En un país cada día más obeso donde es casi imposible salir a la calle a jugar, no se entiende este recorte que repercute directa y negativamente en la salud: los hábitos que coja una persona en su infancia los heredará a su edad adulta. También se recorta un 15% la atención a las familias y la infancia en un país donde uno de cada tres niños está en riesgo de exclusión social.

La ciencia sigue siendo una tarea pendiente para este gobierno, que dejó sin ejecutar un tercio del presupuesto de I+D del ejercicio de 2017, cantidad que no se añade al completo a los PGE de 2018, por lo que tenemos un recorte encubierto en la ciencia de nuestro país. Las  y los jóvenes investigadores de este país deberán seguir cogiendo la maleta antes de coger la probeta de forma profesional, porque la ciencia en España con el PP carece de futuro.

El apoyo al empleo y al emprendimiento juvenil  continúa siendo una tarea pendiente para el gobierno del PP, siempre alardeante de la creación de empleo en nuestro país, convertido en una empresa de precarizar empleos. La medida estrella del gobierno consiste en complementar con 430€ mensuales el salario de jóvenes sin formación que encuentren un empleo. A cambio, las empresas que los contraten recibirán 3000€ anuales. Esto significa que la precariedad ha venido para quedarse con este gobierno. Con esta situación el empleo verde sigue siendo una propuesta EQUO muy vigente.

El apoyo al Pacto de Estado contra la violencia de género sigue siendo testimonial, pues el pacto más importante de las últimas legislaturas ha sido decapitado con un presupuesto mucho inferior a lo acordado en el Congreso. Sin previsiones de que se empiece a trabajar contra la violencia machista desde la educación, las mujeres seguirán siendo asesinadas y la cultura de la violencia machista seguirá imperando desde la infancia.

A grandes rasgos y huyendo de cifras este es la radiografía de los PGE de 2018, unos presupuestos que van contra las personas, especialmente la juventud y las mujeres, y que siguen sin traer la recuperación económica a nuestro país, pese a brotes verdes y zanahorias.

Deja un comentario