El portavoz del Laborismo en el Parlamento europeo, Richard Corbett, ha advertido al líder de la formación, Jeremy Corbyn, de que millones de votantes contrarios al «brexit» pueden abandonar a la formación si no apoya otro referéndum sobre la Unión Europea (UE) en su manifiesto para los comicios de la UE del mes próximo.

Corbett, que encabeza al grupo de veinte europarlamentarios laboristas, hizo la petición ante la inquietud de que los jóvenes y los votantes pro-europeos no les respalden si no hay un compromiso de celebrar otra consulta, informa el dominical «The Observer».

El líder laborista no ha sido abiertamente claro sobre si respalda otra consulta, llamada el «voto del pueblo», a cualquier acuerdo sobre el «brexit» que llegue con el Gobierno británico.

«Si el Laborismo no confirma su apoyo a un voto de confirmación del pueblo a cualquier acuerdo del brexit en su programa electoral, entonces habrá una hemorragia de votos a partidos que sí tienen un mensaje claro. Por otro lado, si ofrecemos claridad y un voto de confirmación, podríamos tener buenos resultados», dijo Corbett.

Aunque el Laborismo mantiene las opciones abiertas sobre otro plebiscito en las actuales conversaciones con el Gobierno sobre el «brexit», algunas figuras destacadas de la formación de la oposición han rehusado confirmar esa posibilidad.

El viernes, el ministro de Economía, Philip Hammond, aseguró que ve «muy probable» que el parlamento británico presente un plan para un segundo referéndum sobre el «brexit», aunque dijo que el gobierno mantiene su postura de oponerse a cualquier nueva votación.

«Es una propuesta que podría ocurrir y, con toda probabilidad, es muy probable que se presente al parlamento en algún momento», dijo Hammond a los periodistas en la asamblea de primavera conjunta del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM).

Los 27 países de la UE acordaron en su cumbre del miércoles en Bruselas conceder al Reino Unido un retraso de su salida del club comunitario hasta el próximo 31 de octubre.

La prórroga representa un retraso «flexible» del «brexit», por lo que el Reino Unido podrá abandonar la UE una vez que la Cámara de los Comunes ratifique el acuerdo de salida.

La primera ministra británica, Theresa May, confía en alcanzar pronto un pacto de retirada con el Laborismo para evitar que, si el país se ve obligado a participar en las elecciones europeas de mayo, los nuevos eurodiputados no tengan que asumir sus escaños en julio porque para entonces el Reino Unido habrá salido de la UE.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario