Políticos, religiosos y grupos comunitarios y de derechos civiles enviaron una carta al alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, en la que repudian que apruebe que un arrestado sea obligado por la Policía a quitarse atuendos religiosos, entre ellos el hijab, y piden poner fin a esta práctica.

“Hacemos un llamado para poner fin inmediatamente a la política del Departamento de Policía de obligar a los arrestados a quitarse la prenda que cubre su cabeza por motivos religiosos, que incluye turbantes, pelucas, sombreros, y el hijab, cuando son arrestados”, indica la misiva, dada a conocer este martes.

Indican a De Blasio en la carta, que firman una treintena de organizaciones locales y nacionales, que esa política “está muy lejos de los estándares que usted ha establecido en nuestra ciudad” y que es una experiencia “traumatizante” para la persona.

La ciudad fue demandada el año pasado ante la Corte Federal en Manhattan por dos mujeres musulmanas que fueron detenidas y obligadas por la Policía a despojarse de su hijab para tomarles una foto.

Entre las firmas en la carta figuran el concejal Carlos Menchaca, presidente del Comité de Inmigración; la entidad Se Hace Camino Nueva York; la asociación Arabe-americana, la Coalición Sikh y la Sociedad de Ayuda Legal, entre otros.

“Es incorrecto que la Policía obligue a neoyorquinos a violar su fe y es incorrecto que el alcalde De Blasio defienda esta política”, dijo en un comunicado Albert Fox Cahn, uno de los firmantes, director ejecutivo de la organización STOP.

Deja un comentario