BARCELONA, 9 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía y el Ayuntamiento de Barcelona piden penas de prisión para un hombre que presuntamente se hizo pasar por otras personas para alquilar varios pisos usando sus DNI, y después los realquiló, sin licencia, a turistas a través de Airbnb: el consistorio pide ocho años de cárcel, han explicado fuentes conocedoras, y el Ministerio Público cinco, según el escrito de acusación consultado por Europa Press.

El Ayuntamiento, que ejerce la acusación particular en esta causa, pide para el hombre una pena de ocho años de cárcel, y critica a la plataforma Airbnb su falta de control, según ha publicado ‘La Vanguardia’ y han confirmado fuentes municipales a Europa Press.

En su escrito, el fiscal considera que el hombre falsificó diversa documentación, como nóminas y contratos de trabajo, para aparentar solvencia y conseguir los contratos de alquiler.

Por todo, la Fiscalía ve un delito continuado de falsedad en documento privado, falsedad en documento mercantil y de estafa.

Let’s block ads! (Why?)