Pilar Gutiérrez Vallejo, hija de un ministro franquista, ultraderechista autodeclarada e incluso nombrada con honor «la mujer más franquista de España», vuelve a protagonizar otra polémica y en esta ocasión por un motivo diferente a la defensa mediática del dictador.

El 5 de abril se puso en marcha la ‘Plataforma de Afectados y Víctimas de Covid-19’, una plataforma dirigida a la crítica de la gestión del Gobierno ante la pandemia. Pilar Gutiérrez Vallejo, que practica la «terapia psicoespiritual», aparece como quien ofrece «ayuda psicológica» a quienes llaman al teléfono de la plataforma. La web incluso dirige hacia su «centro de terapia psicoespiritual», que basa su tratamiento en la «resonancia mórfica», una técnica de «resurrección» personal basada en la resurrección de Cristo, tal y como denuncia Infolibre.

Por supuesto, la extrema derecha está encantada con esta plataforma. El propio líder de Vox, Santiago Abascal, ha anunciado a través de Twitter su apoyo a la plataforma, reconociendo que su grupo parlamentario donará la subvención de marzo y abril a asociaciones de víctimas del coronavirus.

El impulsor de la plataforma es Richard Pinault, quien se autonombraba doctor sin otorgar el centro sanitario en el que trabaja y quien según sus palabras «trabaja en un hospital». Pinault fue el responsable de difundir que Manuela Carmena poseía un respirador en su casa. Realmente, nadie sabe quién es realmente Pinault. No existe ninguna persona registrada con dicho nombre en los servicios de información telefónica y la propia Gutiérrez Vallejo negó conocerle personalmente.

Esta misma formación también participó el pasado miércoles en una convocatoria virtual en protesta a la actuación del Gobierno durante la crisis del coronavirus que llegó a tener 400.000 personas conectadas a través de Youtube bajo el lema #GobiernoDimisión.