El presidente de Ausbanc, Luis Pineda, en prisión preventiva desde abril de 2016 por integrar una trama de extorsiones a cambio de retirar acusaciones como la de la infanta en el caso Nóos, ha pedido a la Audiencia Nacional sustituir la fianza de 500.000 euros que tiene que abonar para quedar en libertad por medidas de control telemático y comparecencias en el juzgado.

Vídeo Recomendado:

De no acceder la Sala de lo Penal a esta petición, la defensa de Pineda propone en un escrito rebajar la fianza hasta una cantidad que pueda afrontar su familia y propone dejarla en los 50.000 euros que tuvo que pagar para salir de prisión otro imputado en esta causa, el que fuera líder de Manos Limpias, Miguel Bernard, han informado a Efe fuentes de su defensa.

El juez Santiago Pedraz, instructor de esta causa, la elevó a la Sala de lo Penal para su enjuiciamiento el pasado 20 de febrero, manteniendo a Pineda en prisión, por lo que este se dirigió al tribunal para volver a reclamar su puesta en libertad.

La Sala admitió en parte su recurso y acordó imponerle medio millón de fianza para poder salir de prisión, cantidad que según su defensa le es imposible afrontar.

Pineda y Bernard están pendientes de juicio, junto a otras ocho personas, por integrar una supuesta trama de extorsiones para retirar acusaciones, como la de la infanta Cristina en el caso Nóos, y la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que ya ha presentado su escrito de acusación, pide condenas de 118 años y 5 meses de prisión para Pineda.