El presidente de Chile, Sebastián Piñera, sugirió este lunes al Grupo de Lima buscar una mayor unidad con el Grupo de Contacto sobre Venezuela auspiciado por la Unión Europea (UE), aunque rechazó la opción de reabrir el diálogo entre la oposición y el régimen de Nicolás Maduro.

«Creo que es muy importante buscar ampliar este Grupo y buscar más coordinación y más unidad con el Grupo de Contacto. Si hay dos grupos que tienen los mismos objetivos, los mismos principios, unamos fuerzas», dijo Piñera en un desayuno con los cancilleres y autoridades de los países del Grupo de Lima, que este lunes se reunirán en Santiago.

El Grupo de Contacto, en el que participan España y otros siete Estados miembros de la UE además de Uruguay, Costa Rica, Ecuador y Bolivia, ya se ha reunido a nivel ministerial en Montevideo y Quito y ha enviado misiones técnicas a Caracas para hablar de primera mano con todas las partes enfrentadas en la crisis política venezolana.

El presidente chileno recordó que hay «otros grupos» que buscan «el camino del diálogo», una opción que, en su opinión, se ha ejercido en Venezuela durante demasiado tiempo sin obtener resultados.

«Reabrir el diálogo con un dictador es hacerle ganar tiempo y postergar la causa de la recuperación de la libertad, la democracia y los derechos humanos en Venezuela», advirtió.

El Mecanismo de Montevideo, que fue activado en febrero pasado por México, Uruguay y el Caricom y al que posteriormente se unió Bolivia, busca precisamente una solución a la crisis venezolana a través del diálogo y la negociación.

Piñera elogió el trabajo y la presión realizada por el Grupo de Lima, formado por una docena de países latinoamericanos, pero consideró que hay que dar «pasos adicionales» para conseguir resultados tangibles.

«Nuestra sugerencia es hacer todo lo que sea posible para que ingrese la ayuda humanitaria, porque es un tema, literalmente, de vida o muerte para muchos habitantes en Venezuela», señaló.

También instó a fortalecer la presión internacional a nivel diplomático, económico y político para que cada día sea más duro «para la dictadura permanecer en el poder».

«Estoy convencido de que los días del dictador están contados y no son muchos. Hay muchos factores que juegan en esa dirección, en primer lugar la firme voluntad del pueblo venezolano por recuperar su democracia, y la solidaridad internacional es cada día mayor», añadió.

La reunión de este lunes del Grupo de Lima tendrá la participación de los cancilleres de Argentina, Jorge Faurie; Brasil, Ernesto Araújo; Canadá, Christya Freeland; Chile, Roberto Ampuero; Colombia, Carlos Holmes Trujillo; Costa Rica, Manuel Ventura, y Perú, Néstor Popolizio.

Honduras y Panamá estarán representados por sus vicecancilleres y Ecuador, Guatemala, Guyana, Paraguay y Santa Lucía, por embajadores y otras autoridades.

También estará en el encuentro Julio Borges, representante diplomático ante el Grupo de Lima de Juan Guaidó, jefe del Parlamento venezolano y reconocido por medio centenar de países como presidente encargado.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario