La tapia del cementerio judío de Madrid, en Hoyo de Manzanares, sufrió el pasado miércoles un ataque vandálico con pintadas antisemitas. “Judío asesino vamos a por tí”, “Juden bueno, juden muerto”, “Raus (fuera en alemán)”… fueron son algunas de las pintadas que aparecieron.

La Federación de Comunidades Judías de España (FCJE) ha condenado en sus redes sociales las pintadas y ha reclamado a las autoridades que «investiguen y detengan a los autores de este delito de odio y antisemitismo». Por su parte, el Movimiento Contra la Intolerancia confirma que ya ha presentado una denuncia ante la Fiscalía para que investigue estos hechos.

ACOM (Acción y Comunicación sobre Oriente Medio), la organización que promueve la relación entre España e Israel, ha destacado que se defenderán «con la fuerza de la ley». «Hace falta estar muy tarado, tener la vida muy vacía y el corazón de una alimaña para hacer algo así. Que rabien. Aquí estamos, no nos vamos, nos defenderemos con la fuerza de la ley. Sobran ellos», han señalado.

Antisemitas, sin cabida en Madrid

Más Madrid ha querido condenar los ataques. «Condenamos el ataque al principal cementerio judío de Madrid. El antisemitismo no tiene cabida en nuestra ciudad. Toda nuestro apoyo a la comunidad judía», escribieron en su cuenta de Twitter.