Pizarro ha presentado este lunes la conferencia de Casado dentro de los desayunos informativos de Europa Press. Actual presidente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación, ha sido presidente de Endesa y fue de 2008 a 2010 diputado del PP en el Congreso.

En su introducción, el economista ha explicado que el candidato del PP tendrá que afrontar tres asuntos «graves» si llega a gobernar: el desempleo, el problema catalán y el imperio de la ley.

En este último capítulo, ha apostado por reforzar el Estado de Derecho en la actuación policial y ha explicado que cinco agentes han sido condenados por haberle espiado no para el Estado, sino por «causas inconfesables». Por eso, le ha dicho al candidato que es necesario «un sistema donde la policía no vaya suelta» y evite esas situaciones.

Durante el desayuno informativo, Casado ha sido preguntado precisamente por el supuesto uso de la Policía desde el Ministerio del Interior cuando lo dirigía Jorge Ferenández Díaz para defender los intereses del PP, lo que se ha denominado ‘policía patriótica’. Es lo que se investiga en la llamada ‘operación Kitchen’, si se dedicaron fondos reservados del Estado para sustraer documentación sensible en poder del extesorero del PP Luis Bárcenas.

Casado ha respondido que no le preocupan las informaciones sobre estas investigaciones porque «quien ha hecho algo mal no tiene sitio en el PP» y porque está decidido a actuar cuando haya cualquier «evidencia» o «certeza» de «conductas no ejemplares».

También ha dejado claro que no permitirá tampoco que en campaña electoral «se insinúe lo que no es» sobre ninguna persona. «Este partido resarcirá a los acusados injustamente», ha recalcado.