La Asociación de Organizaciones de Productores de Plátano de Canarias (Asprocan) contactó el pasado 18 de marzo con el gabinete de Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la comunidad de Madrid, para ofrecer 12.000 frutas gratis tres días por semana para acompañar los menús escolares repartidos a los niños con bajos recursos durante el confinamiento por coronavirus.

Al igual que se hizo con Madrid se hizo con el resto de comunidades autónomas, algo que ha permitido ofrecer regularmente este producto a cientos de miles de personas de toda España.

Andalucía, Extremadura o Castilla La Mancha sí han estado recibiendo esa donación de plátanos, mejorando considerablemente el valor nutritivo de los menús.

La única condición para la comunidad de Madrid era que las piezas de fruta debían ser recogidas en Mercamadrid, ya que según señaló Sergio Cáceres, gerente de Asprocan, ellos no tienen capacidad, logística ni recursos para llegar a todos lados. Según ha informado El País, Telepizza no respondió y Rodilla intentó financiar la distribución al 50% pero no hubo acuerdo.

Según han declarado los portavoces de ambas compañías, ninguna de las dos cuenta con capacidad para acudir a la plataforma de distribución alimentaria de Mercamadrid a retirar esa mercancía.

El gabinete de Ayuso mostró su agradecimiento y simplemente conectó a los agricultores canarios con las empresas que realizan los menús escolares pero no se encargó de que las donaciones llegaran a las empresas.

La tercera empresa encargada de repartir esos menús escolares en la comunidad de Madrid es Viena Capellanes la cual no se enteró del ofrecimiento de Asprocan. Tal y como declaró un portavoz a El País, de haberlo sabido, la compañía habría ido a Mercamadrid a recoger la fruta y que además estarían encantados de incluirlos en los menús infantiles.

Viena Capellanes es una empresa madrileña de productos gourmet con 21 establecimientos en Madrid cuyos menús incluyen merluza, pavo o lentejas, platos similares a los que habitualmente se sirven en las escuelas, algo muy distinto a los polémicos menús de Telepizza y Rodilla que según los nutricionistas no contienen toda la fruta y verdura que deberían.

Viendo la polémica, la propia Ayuso ha publicado un mensaje en su red de Twitter en el que justificaba lo ocurrido. «Nunca lo rechazamos. Las empresas que nos ayudan a repartir la comida no pudieron recoger los plátanos en Mercamadrid. Las comidas que reparten las empresas también llevan fruta», escribió.

El Ministerio de Derechos Sociales ha advertido a la Comunidad de Madrid sobre esos menús y ruegan que se revise el proyecto o que remitan uno alternativo, de lo contrario les podrían retirar las ayudas económicas para ello.

DEJA UNA RESPUESTA