En una entrevista concedida a Radio Vitoria, recogida por Europa Press, González ha apuntado que el Gobierno Vasco no ha pretendido excluir a EH Bildu del homenaje a las víctimas del terrorismo, sino «todo lo contrario, que el conjunto de la sociedad vasca avance, reconociendo un principio básico, la injusticia de ese daño».

«Y lo que me resulta absolutamente incomprensible es que haya una formación política absolutamente anclada en el pasado, incapaz de reconocer la injusticia de ese daño. No puedo entender qué problema hay para reconocer que ese daño fue injusto», ha añadido.

A su juicio, la izquierda abertzale «está todavía anclada en el pasado en esta cuestión y en otras también». «Está demostrando que es incapaz de demostrar que lo que se hizo estaba mal y de mirar hacia el futuro, y no hay un futuro que se pueda construir sin respeto a los derechos humanos», ha añadido.

Ramiro González ha asegurado que «el respeto a los derechos humanos se establece partiendo, no solo de una estrategia política, sino de una estrategia ética», y ha considerado que es necesaria «una decisión ética de no hacer daño a las personas».

«Por lo tanto, hay que reconocer que ese daño que se causó es un daño que estuvo mal, que nunca debió producirse. Mientras la izquierda abertzale no esté dispuesto a reconocer eso, será muy difícil construir algo con ella», ha asegurado.

RECIBIMIENTOS A PRESOS

Para González, la izquierda abertzale «necesita decir que nunca debió existir esa violencia y que ese daño fue injusto, y llevarlo a la práctica, por ejemplo, dejando de recibir a los presos cuando salen de la cárcel».

Tras afirmar que entiende que sus familiares les reciban, ha asegurado que no comprende que se les haga «un reconocimiento político, como si lo que hicieron estuviera justificado y fuera motivo de homenaje, cuando fue todo lo contrario, causaron un daño que no tiene absolutamente ninguna justificación».

DEJA UNA RESPUESTA