En declaraciones a TV3 recogidas por Europa Press, ha informado que este miércoles cerraron un acuerdo a tres bandas después de «unos días de trabajo constante».

La decisión de Poble Lliure, que forma parte de la CUP, supone un desmarque de la estrategia ‘cupaire’, que el domingo celebró un debate interno y votó no presentarse a las generales.

Según ha explicado Caldés, la idea de esta coalición a tres es «hacer un frente amplio republicano» para defender en el Congreso la autodeterminación de Cataluña y la jornada del 1-O.

«Es una cuestión de responsabilidad política encargarnos de recoger todo el mandato del 1-O y seguir apostando por el derecho de autodeterminación. Es estratégico hacerlo en el Congreso», ha sostenido.

El límite para presentar coaliciones finaliza el viernes, y ésta solo está pendiente del aval final de Pirates de Cataluña, que abierto una consulta a su militancia que finaliza este jueves.

EL AVISO DE LA CUP

Cuando el martes trascendió que Poble Lliure sopesaba presentarse, la CUP avisó de que la decisión «afecta directamente al marco de relaciones establecido hasta ahora», por lo que decidió activar los mecanismos y los espacios de debate de la organización para dar una respuesta.

Poble Lliure forma parte de los partidos y organizaciones de la izquierda independentista englobados en la Crida Constituent, con la que la CUP concurre a las elecciones y toma decisiones políticas, por lo que la decisión de Poble Lliure es para los ‘cupaires’ una decisión «trascendental» que requiere de una respuesta.