Eldiario.es


Fuentes de la formación morada consultadas por Europa Press, señalan así que tienen la esperanza de llegar en estos 21 días a un acuerdo para que se dé un gobierno de izquierdas en España, «que es lo que quieren los votantes socialistas». Aunque matizan que primero Sánchez debe «fracasar» en su presión a la derecha, y avanzar así «por el camino del acuerdo con Podemos».

No obstante, le advierten al presidente en funciones de que el apoyo de su formación no será a cambio de nada, no será «un cheque en blanco», por lo que avanzan que no apoyarán la investidura «sin más». Recuerdan además que el 26 de abril, a dos días de las generales, en una entrevista concedida por Pedro Sánchez a El País, éste dijo que el hecho de que Podemos entrara en el Gobierno no suponía ningún problema.

INVESTIDURA SIN ACUERDOS

Además, señalan que anunciar una fecha para el pleno de investidura de Sánchez sin tener los apoyos atados «es un riesgo muy grande para la gobernabilidad del país», y no va en consonancia con las expectativas de los votantes que apostaron «por un gobierno de izquierdas» en las elecciones generales del 28 de abril. En este sentido, lamentan que desde el PSOE haya una «incapacidad muy grande para encontrar un marco de acuerdo».

Por este motivo, desde Podemos esperan ser convocados a una nueva reunión bilateral, sería la quinta entre Iglesias y Sánchez, antes de la investidura y lamentan que con la fecha elegida para ese pleno se busque por parte de los socialistas seguir ejerciendo presión sobre Ciudadanos y Podemos.

«REFLEJO DE COMO FUNCIONA EL PSOE»

Además, reiteran que el hecho de que no hayan comunicado al grupo confederal de Unidas Podemos previamente la fecha de la investidura, «es reflejo de cómo funciona el PSOE a nivel institucional». «Es preocupante que se aproxime una investidura sin acuerdo y que el diálogo se establezca en base a la presión», apuntan.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha asegurado en rueda de prensa que la fecha fue comunicada antes de su anuncio «a los presidentes y portavoces de todos los grupos».

Tras esa rueda de prensa, la portavoz de Unidas Podemos, Irene Montero, lamentaba en su cuenta de Twitter que el anuncio de la fecha se haya hecho público «sin comunicarlo antes a los grupos», y decía que «es una falta de respeto institucional innecesaria, síntoma de que el interés del PSOE es más una investidura fallida que un acuerdo de gobierno».

Ver en Eldiario.es