El pasado lunes, pocos minutos antes de que se hiciera público por rueda de prensa, Podemos Móstoles recibió el ofrecimiento de acudir a una reunión para presentarnos a las elecciones municipales con otras fuerzas políticas.

Desde el partido siempre hemos defendido que el interés colectivo es más importante que el individual, y por ese motivo Podemos Móstoles ya hizo todo lo posible por aunar al mayor número de fuerzas políticas de nuestro municipio, pero finalmente no pudo conseguirse.

Un grupo de personas abandonó nuestro partido porque no quería participar en unas primarias democráticas, un requisito fundamental en Podemos.

Posteriormente, y mediante una argucia legal muy poco ética, se apropiaron de las siglas de la Candidatura de Unidad Popular de 2015, que era un patrimonio colectivo y no propiedad privada de nadie, para a renglón seguido pactar con el proyecto personalista e individualista de quien había sido candidato de Podemos a las elecciones autonómicas.

No se puede presumir de superar las siglas de los partidos políticos montando más partidos políticos sin ningún funcionamiento democrático interno.

Por todo esto, tenemos que reconocer sorpresa y perplejidad al enterarnos ayer de que este partido quería tener una reunión para confluir. Curiosa postura después de ser quienes rompieron la unidad.

Pensando en lo mejor para nuestra ciudadanía, decidimos confirmar nuestra asistencia a la reunión.

Teníamos serias dudas de que aquellas personas que rompieron la unidad de las fuerzas progresistas pretendieran ahora capitanear una nueva coalición.

Temíamos que no se tratara más que de una pose cara a la galería, para intentar lavar su imagen y camuflar sus acciones, totalmente contrarias al mensaje que ahora se pretende vender.

Nuestras dudas han sido despejadas al ver cómo Fernando Arroyo, persona con cargo de responsabilidad en esa organización, hacía pública nuestra intención de acudir a la reunión en redes sociales, utilizando una comunicación interna como mera propaganda partidista.

Creemos que no es de recibo usar para un exclusivo fin partidista y como mera propaganda la idea de unidad, cuando no se pretende en absoluto y lo único que se quiere es pactar puestos en las listas, sin haber pasado las primarias internas, donde eran las inscritas e inscritos de Podemos quienes decidían. No quisieron someterse a esa consulta por la simple preocupación de perder sus cargos públicos. Y ahora que en las encuestas les vaticinan pésimos resultados pretenden confluir.

Podemos Móstoles lleva tiempo demostrando que sigue trabajando por y para la ciudadanía Móstoles y concitando, como pudo verse en el gran acto público de presentación de nuestra candidata a la alcaldía, Mónica Monterreal, un gran respaldo vecinal, que seguiremos luchando por mantener.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario