Álvarez explica que incluirán en su programa «sanciones ejemplares» para empresas con falsos autónomos, suficientes para desincentivar el fraude

Propone crear un parque público con 50.000 viviendas al año, de nueva construcción e incorporando las vacías de los grandes tenedores

El secretario de Economía de Podemos, Nacho Álvarez, ha asegurado en una entrevista con Europa Press que su formación incluye en el programa electoral para el 28 de abril una reforma fiscal que modificaría numerosos impuestos. Entre ellos, plantearían una subida del IRPF para ingresos superiores a 100.000 euros, elevar 3 puntos la tributación de las rentas del capital o establecer un mínimo del 15 por ciento para el impuesto de Sociedades, que se elevaría al 20 por ciento para la banca.

El planteamiento, afirma, es recortar distancias con Europa en materia de recaudación y para ello hay que ganar en «progresividad» y tributar allí donde no se está tributando. En su opinión, los «mayores agujeros» que tiene que ver con «privilegios fiscales a rentas mas altas» y eso exige una «visión integral, en algunos casos retocar algunas de las figuras tributarias y en otros seguramente reformas más profundas».

En este sentido, expone que para el IRPF el planteamiento es una «subida de los tramos superiores a los 100.000 euros», aunque no desvela el tipo marginal que impondrían y que se guarda para la presentación del programa electoral.

A esto se sumaría un «acercamiento» en la tributación de las rentas del capital a las del trabajo con un incremento de entre 2 y 3 puntos para los impuestos que se aplican a las primeras.

Para el IVA no plantean una reforma «importante», tan solo reducir este impuesto para algunos grupos de productos como los servicios veterinarios o los de higiene femenina.En el caso del impuesto de Sociedades, considera necesaria una «revisión profunda» porque en este momento se están produciendo los mismos beneficios empresariales que había antes de la crisis, pero hay un «hueco de recaudación de 20.000 millones de euros».

Por ello, propone establecer un tipo mínimo efectivo del 15 por ciento, es decir, que no el tributo no baje de ese porcentaje después de las deducciones o exenciones que las empresas se puedan aplicar. Un porcentaje que se elevaría 5 puntos, hasta el 20 por ciento, para las empresas financieras.

A ello se añadirían nuevas figuras tributarias como la creación de un impuesto para las grandes fortunas que va a tener el objetivo de gravar a los grandes patrimonios del país –superiores al millón de euros netos– para obtener una recaudación en torno a un 1 por ciento del PIB.

«SANCIONES EJEMPLARES» PARA IMPEDIR FALSOS AUTÓNOMOS

El secretario de Economía de Podemos también expone el planteamiento de su formación para evitar que se siga produciendo en España la contratación de falsos autónomos por parte de las empresas. Para ello, plantea la aplicación de «sanciones ejemplares» a los que incumplan la legalidad.

«Creo que si algo nos ha enseñado el código de circulación es que sanciones ejemplares a aquellos que incumplen la legalidad son efectivas para que el conjunto de ciudadanos nos comportemos de acuerdo a la ley», ha exclamado. El dirigente morado no especifica las cuantías pero sí señala que tienen que ser unas sanciones que desincentiven el proceso de generación de falsos autónomos y añade que, en todo caso, «la inspección de trabajo tiene que actuar en este problema porque empieza a generalizarse».

Álvarez expone también que otra de las cuestiones que les preocupan en relación con los autónomos y que «el Gobierno incumplió» es que las cotizaciones de estos trabajadores se ajusten a los ingresos reales que tienen. Es decir, que «aquellos autónomos que hoy tienen ingresos inferiores al SMI no deberían estar pagando las cuotas que están pagando como si tuvieran ingresos superiores, esto es un primer paso, es lo que va a estar en el programa electoral», ha apostillado.

SITUACIÓN ESQUIZOFRÉNICA DE LA VIVIENDA

En materia de vivienda, el dirigente morado define la situación de «esquizofrénica» por el hecho de que en España hay más de 3 millones de viviendas cerradas, mientras que el 80 por ciento de los jóvenes menores de 30 años viven en casa de sus padres, siendo el país con más viviendas por persona de Europa.

Por ello, considera que se debe «blindar constitucionalmente el derecho efectivo a la vivienda» y establecer una serie de medidas que hagan efectivo ese derecho como la creación de un parque público de vivienda con alquiler social. Se trataría de que ese parque se nutriera de 50.000 viviendas al año, no solo de nueva construcción, sino también de las que vaya incorporando la administración pública de los grandes tenedores de vivienda que ahora las tienen cerradas.

Junto con esta medida, seguirán defendiendo que se establezca una fijación de precios para zonas tensionadas. En este sentido, Álvarez argumenta que es algo que se está haciendo ya realidad en algunos estados de EEUU, donde aplican el control máximo de precios, como en Oregón, California, Maryland, New Jersey, New York y Washington D.C. o también en Berlín.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario