Como es habitual ante unos comicios, el partido de Pablo Iglesias inicia una campaña financiación a base de microcréditos de los ciudadanos para no tener que acudir a solicitar el préstamos a los bancos, una marca «diferenciadora» del resto de grandes partidos.

La formación ha informado este viernes por la tarde que ha superado la barrera de los 2 millones de euros captados en microcréditos para afrontar los gastos de la campaña electoral.

Los microcréditos concedidos por los ciudadanos son devueltos por Podemos cuando ingresa la subvención correspondiente a los partidos según el número de escaños obtenidos.

Lo ha anunciado a través de las redes sociales: «Un partido es la gente que lo apoya. Y, con la que tenemos en Podemos, ¡que tiemblen los que se hipotecan con los bancos!»

Entre las campañas de las generales del 28A y las autonómicas, municipales y europeas del 26M sumaron 2,56 millones de euros.

 

https://participa.podemos.info/microcreditos/