Joan Jordi Abentín Senán

Polémica en Catalunya después que el departamento de educación crease un plan para impartir educación islámica en las aulas. La idea es que esta asignatura se haga en el primer curso de primaria y de secundaria en escuelas de Barcelona, Girona, Tarragona y el Baix Llobregat ya en este curso.

La polémica está servida ya que la crítica habitual es que se haga un estado laico sin religión a las aulas. El Govern, en cambio, ha añadido otra religión más a las materias y eso ha indignado tanto a izquierda como en la derecha.

Uno de los twits que ha tenido más repercusión es de Alejandro Fernández, presidente del PP en Catalunya. El líder ha indicado que «analizaran con lupa cualquier cualquier medida que ponga al hombre por delante de la mujer» y dejó caer el debate del burka (que no tenía demasiado que ver con meter la religión Islámica en las aulas). Cuentas afines a Vox también han empezado a decir que esto era parte «de la reconquista musulmana en España»

En la izquierda no ha habido demasiadas reacciones. Los líderes de estas formaciones no se han pronunciado y hay más bien alguna voz que se ha pronunciado a favor. Igualmente, los simpatizantes de los diferentes partidos progresistas han cargado contra el Govern ya que consideran que «hay que quitar religiones y no poner más» intentando «lograr un país que sea laico».