El pasado miércoles, Miquel Ramos publicó un vídeo en su perfil de Twitter en el que se puede ver como dos policías de servicio, con uniforme, recogen entre aplausos un ramo de flores durante un acto convocado por un grupo ultra en la ciudad de Valencia.

El acto estaba liderado por Pepe Herrero, imputado por instigar los violentos disturbios protagonizados por grupos neonazis durante la manifestación de la Diada en Valencia en 2018.

El cronista fallero y miembro de la ultraderecha fue considerado uno de los principales convocantes de las acciones violentas de Valencia que dejaron una veintena de heridos de diversa consideración y 27 detenidos.

A Herrero se le imputaron delitos contra los derechos fundamentales y libertades públicas recogidos en el artículo 510.1 del Código Penal que constan como delitos de odio y en su caso especialmente del 514.4 que hace mención expresa a «los que impidieran el legítimo ejercicio de las libertades de reunión o manifestación, o perturbaren gravemente el desarrollo de una reunión o manifestación lícita serán castigados con la pena de prisión de tres a seis meses o multa de 6 a 12 meses si se cometieren mediante vías de hecho o cualquier otro procedimiento ilegítimo».

Pepe Herrero reconoció haber instigado y convocado el ataque a la manifestación, además de haber sido miembro en el ataque. “En una tarde en la que podré contar a mis hijos y mis nietos que YO ESTUVE ALLÍ e hice estar a cientos de miles de personas que vieron la realidad que siguen intentando ocultar los medios nacionales, locales y políticos partidistas. Las nuevas tecnologías han servido a la verdad. A la realidad vivida en directo por gentes de todo el mundo. Todo el mundo lo vio en directo”, alardeaba en sus redes sociales.

Los vídeos grabados por Pepe Herrero, al que se relaciona con el colectivo de extrema derecha Mi Tierra CV y ostenta vínculos con España2000, constarán como pruebas documentales en el juicio que aún no se ha celebrado.

Denuncian la participación activa de dos policías de servicio en un acto de ultraderecha en Valencia
Denuncian la participación activa de dos policías de servicio en un acto de ultraderecha en Valencia

La difusión del vídeo de los dos policías recogiendo el ramo de flores ha generado una oleada de críticas, y no solo en las redes sociales. La delegada del Gobierno, Gloria Calero, convocó una reunión urgente con el jefe superior de Policía, Jorge Zurita, para recordarle el daño a la imagen de la institución que pueden generar ese tipo de hechos y pedirle que no se volvieran a repetir.

Se les prohíbe a los policías aceptar regalos

Este jueves, la Jefatura Superior de Policía de Valencia emitió una instrucción interna por la que prohíbe a todos sus agentes aceptar regalos, ya sea de ciudadanos particulares o de colectivos de cualquier tipo. En caso de que algún ciudadano o grupo se lo ofrezca deben derivarlo a la comisaría más próxima o a la Jefatura Superior de Policía para que hagan entrega de ello en dependencias policiales oficiales.

En un principio el acto iba a celebrarse en la plaza del Pilar, a las puertas prácticamente de la sede de Compromís, pero la Delegación del Gobierno se opuso puesto que podría comprometer la seguridad pública y, finalmente, se les permitió hacerlo en la plaza de Almansa. Allí fue donde una de las participantes le entregó un ramo de flores a los dos agentes de la Policía Nacional, que participaron en el acto convocado por la extrema derecha, que las recogieron con gestos de agradecimiento y aplausos.

En las redes sociales se podían leer mensajes como los siguientes:

 

 

Necesitamos tu ayuda para seguir ofreciendo Contrainformación. No queremos depender de bancos, publicidad o grandes empresas. Si te gusta lo que hacemos, invítanos a desayunar una vez al mes para que podemos seguir ofreciéndote nuestro trabajo
¿Prefieres hacer un ingreso directo? Aquí puedes hacerlo: Triodos Bank: IBAN - ES0714910001283000114479    

DEJA UNA RESPUESTA