El futbolista Sergio Ramos y su mujer, la presentadora Pilar Rubio, están disfrutando de unas lujosas vacaciones en Dubái, donde han visitado lujosos restaurantes y han degustado un chuletón bañado en oro de 24 quilates.

Expertos han explicado que el oro no tiene sabor y que su coste para los cocineros es muy pequeño, ya que no supera los dos dólares por hoja.

El precio en cuestión, indican desde Directo al Paladar, son 3.500 dírhams de Dubái, lo que equivale a unos 900 euros y el precio del baño de oro incrementa el bocado en más de 500 euros la cuenta.

Estas imágenes han escandalizado a las redes sociales, donde se han lanzado cientos de críticas:

https://twitter.com/UnO_MaS_777/status/1536804130743799811?ref_src=twsrc%5Etfw

El PSOE se niega a tocar a los poderosos en los próximos presupuestos y tumbará el impuesto a los ricos de Unidas Podemos

Tal y como ha sido noticia los socialistas se opondrán a la toma en consideración de la propuesta de ley de Unidas Podemos para subir el impuesto a las fortunas de más de 10 millones euros.

Esta iniciativa está siendo debatida en el Congreso y resulta una de las bazas y reivindicaciones más recurrentes desde el socio minoritario del Gobierno, Unidad Podemos.

De este modo se hace latente, una vez más la división en la coordinación de ambos grupos parlamentarios, poniendo de manifiesto una clara situación tensa en la palestra.

La reforma fiscal prevista por el Ejecutivo, y comprometida en el plan de recuperación pactado con Bruselas para los fondos europeos, ya quedó aparcada tras la invasión rusa de Ucrania.

A la espera de que los indicadores económicos mejoren, la intención de Moncloa es no abordar esta reforma a corto plazo, incluso deslizan que «no saldrá adelante esta legislatura por la necesidad de oxigenar tanto las economías domésticas como las de las empresas».

La líder de Unidas Podemos y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, avanzaba este lunes en la que será una de sus principales batallas en la negociación interna de las cuentas: una reforma fiscal «ambiciosa».

«Se incrementa la desigualdad y provoca muertes»

A lo largo de este tiempo, explica Intermón, se estima que los diez hombres más ricos del mundo han duplicado su fortuna en los últimos dos años de pandemia, que ha pasado «de 700.000 millones de dólares a 1,5 billones».

Este crecimiento supone unos 1.300 millones de dólares al día. Sin embargo, se ha empeorado los ingresos del 99% de la población mundial, lo que ha tenido como consecuencia que 160 millones de personas han pasado a engrosar las estadísticas de pobreza.

El informe resalta que la pandemia del coronavirus no ha tenido la misma consecuencia para los habitantes del planeta y ha exacerbado hasta límites desconocidos los niveles de desigualdad.

«Se trata del mayor incremento de la riqueza de los milmillonarios desde que se tienen registros», afirma el informe.

«Nunca ha resultado más urgente poner fin a unas desigualdades tan violentas y obscenas, rompiendo con la acumulación de poder y de riqueza extrema de las élites. No hay marcha atrás, es el momento de impulsar medidas fiscales para redistribuir estos beneficios extremos y que se reintegren a la economía real para así salvar vidas», afirma Franc Cortada, director de Oxfam Intermón.

Para paliar esta situación de tremenda desigualdad creciente, Oxfam pide que se pongan en marcha más políticas públicas e impulsar medidas fiscales para redistribuir estos beneficios extremos y que se reintegren a la economía real.

Esto significa que los impuestos de los más ricos sirvan para invertir en recursos de salud y protección social universales, medidas para la adaptación a la crisis climática, asegurar el acceso universal a la vacuna contra la covid-19, o prevenir la violencia de género.

DEJA UNA RESPUESTA