Alemania es el quinto país del mundo con más contagios por coronavirus con más de 23.000 personas contagiadas, sin embargo, no llega al centenar de fallecidos, una tasa de mortalidad de menos del 0,4% que se encuentra muy lejos del 5% de España, que con 28.000 casos tiene más de 1.700 muertos.

Esta gran diferencia se debe según José Félix Hoyo, presidente de Médicos del Mundo y experto en epidemias, al sistema de conteo de los casos. Alemania sólo contabiliza los fallecimientos si son de pacientes hospitalizados o si provienen de zonas de riesgo.

Hoyo también ha profundizado en el análisis de las grandes diferencias que presentan ambos sistemas sanitarios: «Si uno se centra en que la salud de todos los días sea excelente, como es el caso del sistema sanitario español, a lo mejor detrae fondos de que haya una preparación específica para epidemias».

Alemania cuenta con una enorme capacidad hospitalaria, 6 camas de UCI por cada 1.000 habitantes y una potente red de laboratorios que pueden hacer 12.000 pruebas al día. Tiene la capacidad de ingresar 4.000 enfermos al día en la UCI y cuentan con 25.000 camas con respiradores.

Además, según los expertos, Alemania sí está preparada para casos como una epidemia mientras que España se centra en la atención primaria y las epidemias no son una prioridad sanitaria.

«En España no hay epidemias. No es una prioridad sanitaria» «El sistema alemán es menos incluyente que el español, pero tiene un sistema de preparación para epidemias que está mejor capacitado», ha indicado el presidente de Médicos del Mundo.

Alemania enseguida reconoció que se enfrentaba a una epidemia y comenzó a realizar pruebas. Desde que apareció el primer caso, se rastreó exhaustivamente la cadena de contagio y se sometió a cuarentena a todas las personas de contacto.

Otro de las diferencias es la edad del grupo más afectado que en Alemania tienen entre 20 y 50 años, grupo con un porcentaje de mortalidad menor que el de los más ancianos.

Sin embargo, probablemente esta epidemia «sobrepase también la capacidad hospitalaria de Alemania», ha concluido José Félix Hoyo, aunque admiten los expertos será de una forma más lenta que en España.