Los algoritmos que favorecen contenido polarizante y emocional tienen el efecto de amplificar ciertos tipos de mensajes políticos por encima de otros

En tiempos de incertidumbre política y un acelerado desarrollo tecnológico, las redes sociales han emergido como campos de batalla para captar el apoyo de las masas. De forma más destacada, TikTok ha alcanzado una prominencia extraordinaria, especialmente entre la población más joven. Como una daga de doble filo, esta plataforma se ha convertido en el epicentro de un preocupante fenómeno: la creciente influencia de la extrema derecha en los jóvenes electores.

LA HABILIDOSA CAPTURA DE MENTES INEXPERTAS

Los últimos datos demográficos evidencian que la extrema derecha, particularmente el partido Vox, ha encontrado un nuevo bastión en la población más joven. Este fenómeno se ha intensificado por la adopción de TikTok como plataforma de difusión. La comunicación política tradicional parece haber perdido su encanto, mientras que la extrema derecha ha reconocido el potencial de TikTok y sus mensajes grandilocuentes, cortos y sin contexto para captar las mentes inexpertas.

Presentamos los resultados del estudio «LA GENERACIÓN TIKTOK ANTE LAS URNAS EL 23-J» que analizala eficacia de la estrategia de los partidos políticos españoles en esa red social.

¿Quieres saber quién está logrando conectar mejor con los jóvenes de la GenZ?

Ranking
#1… pic.twitter.com/8D9HXdYWel

— Science4Insights (@s4insights) June 13, 2023

Las 5 claves:

Sutil manipulación de opiniones juveniles a través de la viralización de contenido en TikTok.

Ineptitud de los partidos tradicionales para adaptarse a las tendencias de redes sociales.

Fomento de polarización por parte de la extrema derecha utilizando técnicas de marketing digital.

Preferencia de la juventud por el contenido ágil en contraposición a la información densa y detallada.

Riesgo de propagación de desinformación y radicalización entre la población más joven.

LOS EFECTOS DE LA VORÁGINE POLÍTICA EN LA ERA DIGITAL

Mientras que los partidos convencionales se quedan atrás, la extrema derecha ha aprovechado la viralización de contenido, junto con la adaptabilidad de TikTok para difundir mensajes simples y polarizantes. Vox ha hecho uso de la habilidad de TikTok para viralizar contenido a través de videos cortos, lo que permite una exposición a discursos que de otra forma no serían escuchados por los más jóvenes.

Estos mensajes, que a menudo tocan temas polarizantes como la inmigración, la igualdad y la inclusión social, se caracterizan por su falta de profundidad. Las mentes jóvenes, carentes de experiencia y conocimiento sobre la intrincada naturaleza de estos temas, se encuentran expuestas a una dieta de contenido superficial y altamente emocional.

Adicionalmente, Vox ha logrado crear una base de seguidores fervientes que no solo consume su contenido, sino que también se dedica activamente a desacreditar a la oposición a través de tácticas de “trolling”. Esta actividad contribuye a la polarización y desconfianza en el sistema político entre los jóvenes.

¿Y LOS PARTIDOS TRADICIONALES?

Es bochornoso y preocupante observar cómo los partidos tradicionales parecen haberse dormido en los laureles en cuanto a su presencia en TikTok. El nivel de inactividad y la falta de habilidad para adaptarse y competir en esta plataforma son alarmantes. Mientras Vox inunda TikTok con su contenido, los partidos tradicionales parecen estar desorientados.

La falta de comprensión de la dinámica de TikTok, y una aparente indiferencia hacia su importancia, han llevado a una débil presencia de los partidos clásicos. Esto es desastrooso para la pluralidad de voces y la diversidad de opiniones que son necesarias para una sociedad democrática saludable.

Pero, por supuesto, la responsabilidad no recae únicamente en los partidos políticos. TikTok, como plataforma, también debe ser consciente del papel que desempeña en la política moderna. Los algoritmos que favorecen contenido polarizante y emocional pueden ser eficaces para mantener a los usuarios enganchados, pero también tienen el efecto secundario de amplificar ciertos tipos de mensajes políticos por encima de otros.

Es imperativo que TikTok examine cómo sus algoritmos pueden estar inadvertidamente favoreciendo a ciertos grupos políticos y considere ajustes para garantizar un entorno más equitativo para el discurso político.

Mientras tanto, los partidos tradicionales necesitan despertar y reconocer la importancia de TikTok y otras redes sociales como parte integral de la política moderna. Deben desarrollar estrategias para atraer a la generación Z y adaptarse a la forma en que estos jóvenes consumen información.

Además, la sociedad en su conjunto, incluidos los educadores, los padres y los responsables de las políticas, debe estar al tanto de la creciente influencia de TikTok en la política. La educación en alfabetización mediática y la comprensión crítica de la información en línea son cruciales para asegurar que los jóvenes estén equipados para tomar decisiones informadas.

HACIA UN FUTURO MÁS PLURAL Y CRÍTICO

A medida que avanzamos, es fundamental que se haga un esfuerzo concertado por todas las partes interesadas para garantizar que TikTok y otras redes sociales no se conviertan en cámaras de eco de la polarización política. Los partidos políticos deben innovar y adaptarse; TikTok debe ser consciente de su responsabilidad social; y la sociedad debe trabajar para educar a los jóvenes sobre la importancia de una variedad de perspectivas y el pensamiento crítico.

Solo a través de un enfoque multifacético podremos abordar los retos que presenta la evolución de la política en la era de las redes sociales y garantizar un futuro en el que el discurso político esté informado, sea equilibrado y represente una amplia gama de voces.

En definitiva, TikTok es simplemente un reflejo de una tendencia más amplia en la sociedad. La forma en que abordemos los desafíos y oportunidades que presenta será un indicador de nuestro compromiso con los valores democráticos y el bienestar de las generaciones futuras.

 

DEJA UNA RESPUESTA