Donald Trump, presidente de EEUU y Kim Jong-un, líder de Corea del Norte han mantenido una reunión que ha finalizado con una escueta declaración en la que se afirmaba que ambos países se comprometen a establecer nuevas relaciones, de acuerdo con el deseo de los pueblos de los dos países de paz y prosperidad, incluyendo un compromiso de Kim Jong-un de trabajar para la desnuclearización completa de la península coreana”.

Hace unos meses nos encaminábamos a un enfrentamiento nuclear y hoy parece que se quiere avanzar con medidas que fomentan la confianza. Sin embargo, es pronto para hacer juicios precipitados. El asunto de la desnuclearización es complejo y va a requerir un trabajo lento y minucioso en el futuro que, como hemos visto hasta ahora, puede virar muy fácilmente en un sentido opuesto a lo afirmado hoy por el Presidente de EEUU.

Lo que sí está claro es que la seguridad global y las propuestas de distensión nuclear no pueden depender de la voluntad errática e irracional de Trump, que un día sale del acuerdo sobre Irán y al siguiente se reúne con Kim Jong-un forzado por China y Corea del Sur.

Es necesario un enfoque multilateral y la implicación del conjunto de la comunidad internacional en la construcción de acuerdos ambiciosos y amplios en el ámbito de la abolición de las armas nucleares. Un buen ejemplo de este tipo de acuerdos lo representa el Tratado de Prohibición de las Armas Nucleares, un proceso abierto y sobre el que es posible avanzar desde ya mismo. La existencia misma de las armas nucleares son un problema para el planeta, las posea quien las posea, y por eso, desde Podemos reiteramos nuestro compromiso con el Tratado y nuestra demanda al nuevo Gobierno de España para que lo firmemos de inmediato.

Esperemos que esta predisposición de Trump para tratar el asunto en Corea del Norte mediante el diálogo y la negociación sea, nuevamente, el enfoque con Irán, un país con el que ya existe una acuerdo multilateral amplio, del que forman parte un buen número de países y que cuenta con el respaldo de Naciones Unidas.

Nuestro nuevo gobierno debe acabar con el seguidismo a Donald Trump del anterior ejecutivo y tener un papel activo en el objetivo común de un mundo sin armas nucleares.

Deja un comentario