El presidente de Ucrania y candidato a un segundo mandato en las elecciones presidenciales, Petró Poroshenko, instó este domingo a los votantes de Vladímir Zelenski, a apoyarle en la segunda vuelta el 21 de abril, en la que se medirá con el comediante.

«Me gustaría hacer un llamamiento a la generación joven, a aquellos que tienen menos de 30 años. Comparto plenamente vuestros deseos de que haya cambios cualitativos. Tenemos que unirnos y no perder el tiempo», señaló en una rueda de prensa tras difundirse los sondeos a pie de urna, que le colocan por detrás de Zelenski.

«Entiendo plenamente las razones de vuestro desafecto. Os oigo y os pido que me escuchéis a mí también. Todo lo que hemos estado haciendo durante los últimos cinco años es para los jóvenes, para la futura generación», subrayó.

Poroshenko agradeció además a los votantes que le han apoyado, pero les recordó que «esta no es una victoria todavía. Es un gran paso hacia la victoria».

Dijo que «no siente ninguna euforia» por el resultado de los sondeos a pie de urna, y que entiende «la señal que la sociedad le ha dado al Gobierno» actual.

«Esta es una lección muy dura para mí y para todo nuestro equipo. Esta es una razón absolutamente seria para trabajar meticulosamente en los errores cometidos en los últimos años. Pero el que no hace nada no se equivoca», se justificó.

El presidente ucraniano también calificó de libres las elecciones de este domingo, y aseguró que correspondieron a las normas de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

«Tuvimos menos quejas que en 2014. No escuchamos informes de violaciones que pudieran afectar la voluntad de los ciudadanos. Pasamos la prueba para nuestra identidad europea», señaló.

La ex primera ministra Yulia Timoshenko, que se colocó en tercer lugar en las elecciones según los sondeos a pie de urna y por tanto no entraría en la segunda vuelta, se ha negado a reconocer su derrota, con el argumento de que los datos son sospechosos.

«Insto a no tomar los sondeos a pie de urna como una verdad suprema. Es algo deshonesto y manipulador», dijo Timoshenko, al comparecer en su cuartel general.

Poroshenko dijo además que, inmediatamente después de la segunda vuelta de las elecciones el 21 de abril comenzará a trabajar en el retorno de la soberanía ucraniana al Donbás y a la península de Crimea, anexionada en 2014 por Rusia.

Prometió, además, hacer lo posible para que los presos de los prorrusos en el Donbás y los 24 marineros detenidos en Rusia a raíz del incidente naval en noviembre en el mar Negro vuelvan a su casa.

Según informó la Comisión Electoral Central (CEC), un 63,9 % de los más de 34 millones de ucranianos llamados a las urnas ejercieron el domingo su derecho al voto.