Se repite la imagen: Portugal vuelve a amanecer entre llamas. Las autoridades portuguesas han informado de que se registraron 148 incendios desde el martes. La cifra de heridos ascienden a 55, cuatro de ellos de gravedad, según los números de Protección Civil.

Portugal incluso pidió ayuda la semana pasada para combatir las llamas a través del mecanismo europeo de protección civil. Más de 1.200 bomberos, algunos procedentes de España, trabajan en la extinción de dos grandes incendios forestales en la región Centro de Portugal.

Las autoridades lusas registraron este lunes 148 incendios, menos que en los últimos días, cuando superaban los 200 focos

 

Debido a la proximidad de las llamas del incendio de Vila de Rei con algunas viviendas, once personas tuvieron que ser desalojadas en las últimas horas. Se trata de viviendas muy dispersas por la zona boscosa afectada. Existían también personas evacuadas en los pueblos de Penedo, Quinta das Laranjeiras, Fonte Boa y Ribeiros, pero ya pudieron regresar a sus hogares.

El segundo incendio activo en Portugal de grandes dimensiones afecta a la Sierra de la Gardunha, una zona de gran valor ambiental cercana a las provincias de Salamanca y Cáceres y ubicada en la comarca de Fundao. Según Gaspar, en este fuego trabajan 350 bomberos, 102 medios terrestres y 3 aviones.

Siete personas fueron evacuadas en el incendio de la Sierra de la Gardunha, una zona de gran valor ambiental, debido a la proximidad de las llamas a sus viviendas y permanece cortada al tráfico la carretera nacional N-18, entre las poblaciones de Castelo Novo y Alcaide.

Las previsiones meteorológicas para las próximas horas no son favorables, ya que se prevén temperaturas máximas de hasta 40 grados en el interior del país.

Deja un comentario