El aumento de casos de COVID-19 en Lisboa y las áreas aledañas ha empujado a Portugal a niveles de contagio de coronavirus inéditos desde el 8 de mayo, con 451 casos nuevos de COVID-19 confirmados en las últimas 24 horas.

El Ministerio de Salud luso ha elevado a 40.886 el balance provisional de contagios, con tres de cada cuatro nuevos positivos concentrados en la región de Lisboa y Valle del Tajo. Esta zona es desde esta semana la que más casos acumula, por lo que el Gobierno de António Costa ha endurecido las medidas.

Sin embargo, no se han endurecido tanto como se señala desde España. El titular en la portada de El País («Portugal ordena el confinamiento de 3 millones de personas de Lisboa») es totalmente falso. Así lo ha confirmado el Gobierno de Portugal a través de un duro comunicado.

El comunicado señala que, al contrario de lo que señala el diario español, gran parte del Área Metropolitana de Lisboa (con la excepción de 19 parroquias, de las 118 parroquias de AML) ha pasado por una nueva fase de desescalada (ha pasado del «estado de calamidad» al «estado de contingencia»).

«El Ministerio de Relaciones Exteriores lamenta profundamente que un periódico con el prestigio y la responsabilidad de El País publique tal falsedad», sentencia el Gobierno de Portugal en el comunicado.