Las tres derechas, PP, Ciudadanos y Vox, se unen de nuevo para impedir con sus votos que los inspectores de Educación expliquen en el Parlamento el nombramiento como directora provisional de un conservatorio público de María Dolores Moreno, la hermana del presidente de la Junta, Juanma Moreno.

Este caso llamó la atención ya que había otra candidata, Esperanza Utrera, con mayores méritos que ella para ese puesto, según un informe de la propia administración elaborado ad hoc para este nombramiento. Nadie ha explicado hasta ahora las razones que llevaron a la exclusión de la candidata con más méritos.

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, dijo en agosto pasado sobre el nombramiento de su hermana lo siguiente: “Como presidente respeto todos los procedimientos que efectúan los órganos de la Junta de Andalucía y la inspección educativa, único órgano competente en una selección de personal que ha sido limpia y transparente”.

“Nunca me he entrometido ni he hecho ningún tipo de injerencia en ninguna de las actuaciones de la inspección educativa, la educación o cualquier otro órgano educativo. Jamás he intervenido en nada. Soy muy respetuoso con esas decisiones. Me sorprende mucho el uso que algunas formaciones políticas están haciendo. Sobre todo del PSOE, que tiene mucho que callar de lo acontecido en estos últimos 37 años. Ahora se hacen las cosas de otra manera y ningún nombre ni ningún apellido va a determinar ninguna selección de personal”, agregó.

El parapeto de Ciudadanos

Resulta llamativo que el partido que, supuestamente, llegaba para regenerar la política de la comunidad, ejerza de parapeto frente a las preguntas de Adelante Andalucía y el PSOE, que consideran ese asunto un caso claro de “dedazo, nepotismo y enchufismo”.

Javier Imbroda, Consejero de Educación y Deportes de la Junta de Andalucía con Ciudadanos, manifestó que todo se hizo con rigor y de acuerdo a la ley y se aferró al informe de un inspector educativo que es el que justificó la decisión discrecional de la delegada de Educación en Málaga para elegir a la hermana del presidente en lugar de a la docente que tenía más méritos. “¿Ha nombrado la delegada? Sí, hasta junio de 2020. ¿Lo ha hecho de forma arbitraria? Rotundamente no. Encima de la mesa hay un informe firmado por el servicio de inspección”, dijo Imbroda.

Sin embargo, Imbroda ocultó ese informe a la oposición a pesar de haber afirmado que no tenía ningún problema en mostrarlo. Ese informe recoge que la hermana del presidente fue calificada en el concurso con 38,20 puntos sobre 50 posibles mientras que Utrera sacó 49,50 puntos, según denunciaba El País.

“El baremo es una parte más del informe. Usted puede retorcer el informe y ver una parte solo, pero me he limitado a decir lo que ha emitido un inspector perfectamente capacitado para ello. ¿Está diciendo que ha mentido?”, dijo Imbroda. Luego, manifestó que el servicio de inspección, a la vista del escándalo generado, ha pedido a la administración que emprenda las acciones legales.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario