El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) se ha pillado las manos. Siempre defendió que contactó con el imán «siguiendo los protocolos», cuando éste cumplía en 2014 una condena en la prisión de Castellón por tráfico de drogas. Recalcó que Es Satty, que falleció en la explosión de la casa de Alcanar horas antes de que los yihadistas atentaran en Barcelona, en ningún caso fue un confidente.

Sin embargo, la mentira ha saltado, ya que el imán sí fue confidente del CNI hasta el día del atentado, como desvela en exclusiva Público tras una investigación en la que se han reunido documentos confidenciales. Si se hubiese aceptado la petición para la creación de esta comisión de Esquerra Republicana (ERC) y del PDeCAT, no hubiese hecho falta que un periódico lo destapase dos años después.

En marzo de 2018 PP, PSOE y Ciudadanos pecaron de inconscientes y de dejarse llevar por el distanciamiento político con las formaciones catalanas cuando vetaron la creación de una comisión de investigación sobre la relación entre Inteligencia y el imán de Ripoll, el cerebro de los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils en 2017, Abdelbaki Es Satty.

El PSOE y PP siempre se han mantenido en contra de iniciar cualquier investigación sobre los atentados. El socialista Felipe Jesús Sicilia afirmaba que la propuesta de Cs tenía un claro «componente partidista», mientras que el conservador José Alberto Martín-Toledano acusaba a la formación naranja de «oportunismo político». Ambos partidos reafirmaron su postura cuando el 1 de marzo votaron en contra de la creación de una investigación impulsada por ERC y PDeCAT. Cs propuso investigar los supuestos errores policiales, pero no llegó a registrar una solicitud formal para iniciar una comisión.

Tanto ERC como el PDeCAT veían necesario que el Congreso esclareciese «la correlación de fallos» en la cadena de comunicación y coordinación entre las fuerzas policiales sobre el imán y conocer qué medidas de control existían sobre él y cómo se gestionaron, pero su propuesta para que el Congreso investigue la relación del CNI con el cerebro de los atentados de Catalunya ha caído en saco roto porque los representantes del PP, el PSOE y Ciudadanos no respaldaron su admisión a trámite en la Mesa.

Deja un comentario