Xan Pereira

El Gobierno de la coalición de PP y Ciudadanos, apoyado por Vox, no quiere esperar más y ya está priorizando la escuela concertada por encima de la pública -en concreto, tres décimas- y pasa del 10,7% al 11% del gasto público total en educación, incluyendo las universidades.

El aumento relativo de la inversión en educación concertada, del 5,2%, que prevé el proyecto de presupuestos para 2019, es mayor que el incremento total del gasto en educación, del 2,4%, y también ligeramente mayor que la subida total del propio presupuesto, del 4,9%.



Son 41 millones más en el primer año, según se extrae de la consulta detallada del presupuesto de este año y del anterior, que recoge este gasto en la partida 488. Prevé gastar 827,4 millones de euros en la educación concertada a lo largo de 2019, por los 785,9 millones que había presupuestado el Gobierno de Susana Díaz para 2018. El presupuesto de PP y Ciudadanos tienen que negociarlo ahora con Vox, por lo que no se descartan más cambios en algunas partidas.

En Andalucía la educación es hoy eminentemente pública y el peso de la concertada lleva años estancado en el 10%, décimas arriba, décimas abajo. En 2015, Andalucía fue la cuarta comunidad que menos fondos transfirió a la escuela concertada, que, en su amplia mayoría, gestiona la Iglesia católica: un 10% -746 millones de euros- cuatro puntos menos que la media española. Solo Castilla-La Mancha (9,1 %), Canarias (8,1%) y Extremadura (8%), dedican menos presupuesto a los conciertos.



Los pactos andaluces

El punto 71 del acuerdo entre PP y Ciudadanos dice lo siguiente: “Protegeremos los dos modelos educativos sostenidos con fondos públicos basados en la libre elección de centros que debe tener la familia, ya sea en el ámbito de la educación pública o la educación concertada”. Y en el siguiente, el 72, se lee: “Habilitaremos progresivamente la implantación del Bachillerato concertado y promoveremos la extensión del Bachillerato Internacional en Andalucía”.

PP y Vox, por su parte, pactaron tres cosas al respecto, complementarias a las cerradas con Ciudadanos. “Garantizar la libertad educativa y el derecho de los padres a elegir el modelo que deseen para sus hijos, evitando cualquier injerencia de los poderes públicos en la formación ideológica de los alumnos y permitiendo que los padres puedan excluir a sus hijos de la formación no reglada por actividades complementarias o extraescolares cuando sean contrarias a sus convicciones” y “eliminar las zonas educativas, garantizando la libertad de los padres para escoger el centro educativo”. Y, por último, “garantizar la coexistencia entre la educación pública, privada, concertada y diferenciada. Habilitar progresivamente la implantación del Bachillerato en la educación concertada, así como fomentar el Bachillerato Internacional”.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario