PP y Ciudadanos se han negado a apoyar este jueves en el Parlamento andaluz una propuesta del PSOE para pagar un extra a los trabajadores de la sanidad andaluza por sus labores realizadas durante los meses de la pandemia del coronavirus. Aún así, la iniciativa ha salido adelante con los votos de Adelante Andalucía, PSOE y Vox.

“Pensamos que a los trabajadores de los sectores esenciales tenemos que remunerarles por lo que están haciendo”, señalaba Pablo Casado durante una entrevista que concedió a Telecinco el pasado mes de abril. Casado planteó que los profesionales sanitarios recibieran un “extra en su sueldo” por su labor “jugándose la vida” en la crisis del coronavirus. Una tremenda incoherencia política.

Esta medida se presentó para compensar económicamente el esfuerzo «titánico» de los profesionales de la sanidad pública andaluza, según el diputado socialista Jesús María Ruiz. La moción, que constaba de diez bloques, incluía una petición para solicitar un aumento del 25 % de la plantilla de atención primaria en la sanidad.

La oposición ha logrado que el Gobierno de Juanma Moreno «pase de las palabras a los hechos y considere prioritario reconocer económicamente el esfuerzo titánico realizado por nuestros sanitarios», según el diputado socialista.

La moción recoge que el Gobierno deberá garantizar la protección de todo el personal del Servicio Andaluz de Salud, incluyendo a las empresas externas, y duplicar la plantilla del sistema de vigilancia epidemiológica antes de final de 2021 y a triplicarla antes de junio de 2022, según el grupo del PSOE.

La iniciativa socialista también prevé la derogación de la orden del Gobierno andaluz que prohibía a los profesionales sanitarios dar información o expresar su opinión de manera pública sobre el Covid-19, conocida como «orden mordaza» de la Consejería de Salud, ha destacado el PSOE.