La precandidata por la coalición oficialista Frente Amplio (FA) y única mujer en la carrera presidencial de Uruguay, Carolina Cosse, dijo a Efe que «llevar contra el rincón a la violencia doméstica» es uno de los hitos que le gustaría conseguir si asume el Gobierno de 2020-2025.

«Me parece que esto no es algo por las mujeres, es algo para la sociedad, todos vamos a tener un mejor hogar si erradicamos esas conductas», señaló la ingeniera, que abandonó su cargo como ministra de Industria, Energía y Minería para entrar en la carrera electoral.

Asimismo, la política de 57 años que cuenta con el apoyo del exmandatario José Mujica (2010-2015) destacó que erradicar este tipo de violencia, que dejó 34 muertes durante 2018 y 5 en lo que va de año, requiere «tornear muchas cosas al mismo tiempo».

La exministra sugiere medidas como dar más oportunidades de trabajo a las mujeres para que consigan autonomía económica, un liderazgo del Estado en la promoción de conductas antidiscriminatorias y una rápida reacción de los servicios de salud frente a estas cuestiones, entre otras.

Otro de los objetivos de la precandidata es aumentar la seguridad -problema que las encuestas muestran como una de las mayores preocupaciones de la sociedad uruguaya- poniendo la cuestión «en el centro».

«Si pongo el problema en el centro no se puede resolver con un solo ministerio, se tiene que resolver con una integración de equipos de diversas capacidades», resaltó y explicó que estos grupos de acción tienen que ser modernos y poder «desestructurar los escenarios de violencia».

Su «mirada femenina» es otra herramienta con la que Cosse quiere cambiar esta «realidad de violencia».

«Me parece que es importante la mirada femenina, para ir paso a paso y en cada esquina deconstruyendo escenarios de violencia y creo que las mujeres tenemos un rol muy importante ahí. Por eso creo que es importante que Uruguay tenga una presidenta mujer», recalcó.

Además, Cosse señaló que esta lucha por ampliar la seguridad no es solo del Poder Ejecutivo, sino que a la decisión también se tiene que unir el Legislativo y el Judicial.

«Por ejemplo, a mí me parece importante que los presos trabajen, y sin embargo, por nuestras condiciones legales eso no puede ser mandatorio. Tendríamos que sentarnos en una mesa para ver cómo se resuelve eso los tres poderes del Estado», recalcó desde la sede de la coalición de izquierdas del FA.

En lo referente a las políticas de exterior que le gustaría aplicar, la que también fue presidenta de la Administración Nacional de Telecomunicaciones (Antel) destacó la importancia que tiene y ha tenido el Mercosur para el país austral.

«Sin el Mercosur nosotros no hubiéramos podido tener el desarrollo industrial que tuvimos en Uruguay, la industria colocó toda su producción en el Mercosur y tenemos una serie de tratados y de acuerdos que si rompiéramos con el Mercosur la mitad de la economía del Uruguay desaparecería», subrayó.

En ese sentido, Cosse cree que la actitud que tiene la oposición cuando compara el bloque, integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, con un corsé es «superficial» y «bicromática».

No obstante, la que de pequeña soñaba con ser arquitecta y no con convertirse en la primera mujer presidenta de Uruguay, señaló que las realidades de su país han cambiado desde que se creó el bloque a principios de los 90 y resaltó la importancia de China que es el primer socio comercial.

En tanto, cree que se podría dar una modernización en el Mercosur pero «con mucho cuidado», ya que comparó los tratados del bloque como una gran red en la que si uno tira de una cuerda se puede «caer todo al mismo tiempo».

Las afloraciones de Gobiernos de derecha alrededor de Uruguay no asustan a la frenteamplista, ya que en su opinión los tres pasados Gobiernos del FA, que lleva en el poder desde el 2005, han demostrado «mucha madurez en le relacionamiento con los vecinos».

«Lo importante es mantener las puertas abiertas, mantener los lazos, esto no es un tema de amiguismo ni de simpatía, es entre estados», recalcó la que en las encuestas aparece como segunda en las internas del FA de junio tras el exintendente de Montevideo Daniel Martínez.

Una de las preguntas que persigue a la precandidata es cuánto costó el centro de eventos Antel Arena, pues ella fue la impulsora de esta obra que estaba presupuestada en 40 millones de dólares y que terminó costando 90,5 millones de dólares, según el semanario Búsqueda.

En este sentido, Cosse dijo que para entender el monto gastado primero hay que visitar esta «obra del futuro» que es «accesible para todo el mundo» y que este tour por el centro de eventos del país explicará por sí mismo muchas cosas.

«Al tiempo que la selección uruguaya de básquetbol jugaba ahí los partidos del campeonato, a los dos días se estaba jugando ahí la final de un campeonato estudiantil», anotó y resaltó que los «niveles de dignidad» de esos jóvenes deportistas se elevaron después de haber competido en un escenario de esa «magnitud».

«Los números ya están publicados por todas partes, que los busquen en Google», concluyó la política con una sonrisa y una fina risa.

Sarah Yáñez-Richards

DEJA UNA RESPUESTA