El sindicato Amyts ha convocado huelga indefinida de médicos y pediatras de Atención Primaria a partir del próximo día 21 de noviembre para denunciar la “sobrecarga” que sufren los centros de salud y la situación caótica que se vive con la apertura del nuevo modelo de urgencias extrahospitalarias.

«Es una huelga que reclaman los propios profesionales ante la situación de precariedad, sobrecarga y auxilio que viven», alega el sindicato.

La organización sindical ha reclamado a la Consejería de Sanidad que se siente a negociar un plan de choque para abordar la problemática en los centros de salud. «Los madrileños merecen tener una Atención Primaria de calidad y no esperas de más de una semana para poder ver a su médico de Familia o pediatra», ha defendido.

La precariedad en la sanidad madrileña: la comunidad tiene el gasto per cápita más bajo en materia sanitaria y está a la cola en personal de medicina y enfermería de España
La precariedad en la sanidad madrileña: la comunidad tiene el gasto per cápita más bajo en materia sanitaria y está a la cola en personal de medicina y enfermería de España

Quizás habría que revisar los datos para entender todo esto. Según el informe de 2022 de la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), que hace su análisis a partir de los datos del Sistema Nacional de Salud, la Comunidad de Madrid está a la cola de gasto sanitario per cápita.

La región se sitúa este año como el territorio autonómico con menos gasto per cápita, dedicando 1.300,55 euros por habitante. Le siguen Andalucía, con 1388,86 euros; y la Región de Murcia, con 1433,02.

«El presupuesto por habitante es el más reducido de España, la financiación de la Atención Primaria es muy baja, el número de camas hospitalarias está por debajo del promedio nacional y existen iniciativas privatizadoras que merman los recursos para los centros públicos», señala Marciano Sánchez Bayle, presidente de la FADSP.

La gota que parece haber colmado el vaso y la paciencia de los sanitarios ha sido el nuevo plan autonómico para reabrir las urgencias extrahospitalarias, en el que el personal de Atención Primaria de los centros de urgencias rurales debe repartirse por todo el territorio de la comunidad, provocando así una merma en el personal asistencial que precariza la atención.

Además, la última medida que ha anunciado la Consejería de Sanidad es que algunas consultas se harán a través de una pantalla de plasma, en formato telemático.

La situación es espantosa. Los ciudadanos deben esperar por una cita para atención primaria entre 15 o 30 días, y las citas con especialistas pueden retrasarse hasta 2024.

Personal

Los datos tampoco dejan en buen lugar a Madrid en cuanto a personal. Es la penúltima comunidad en número de médicos de atención primaria después de Baleares y la última en enfermeras en esa misma área de atención.

El Gobierno regional lejos de acercar posiciones con lo sanitarios y contratar más personal les acusa de «boicotear» la sanidad por intereses políticos.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, afirmó este martes que la Comunidad de Madrid había limitado en los últimos años el número de plazas de formación para médicos de familia. Por lo tanto, Ayuso dice que no encuentra médicos, pero ella es la primera que ha puesto el freno para que se formen.

A esto hay que añadir la emigración de muchos profesionales a otras comunidades o al extranjero a causa de las condiciones laborales.

DEJA UNA RESPUESTA