Este martes sobre las 6 de la mañana el alcalde del municipio de Navas de Estena (Ciudad Real), Isidro Corsino, recibía el aviso de uno de sus vecinos alertándole de que la valla de una de las dos casas rurales que posee estaba ardiendo.

Cuando se disponía a coger uno de sus vehículos se ha dado cuenta también de que tanto su coche como el de su pareja tenían las lunas rotas y varios golpes en la carrocería.

El alcalde ha denunciado los hechos acompañado por el coordinador de IU en Castilla La Mancha, Juan Ramón Crespo y ha dado por hecho que estos actos vandálicos contra su propiedad han sido motivados por su condición de alcalde y miembro de IU.

Corsino ya fue víctima de una atentado hace casi 20 años cuando un hombre disparó con una escopeta de caza contra su vivienda y que a punto estuvo de alcanzar a su mujer. Días después del suceso su coche también recibió varios disparos, por lo que estuvo un año con protección policial.

Isidro Corsino no ha descartado que el suceso ocurrido este martes tenga algo que ver con lo ocurrido hace casi 20 años y ha señalado que: «Esto es un pueblo de 300 habitantes, y probablemente se trate de gente que anda por la noche, de una determinada edad, de las que no hay más de 15 o 20». Además ha apuntado que «hace 20 años quedó la cosa sin curar».

El coordinador regional de IU, Juan Ramón Crespo y Carmen Teresa Olmedo, delegada de la Junta de Comunidades en Ciudad Real, han mostrado su apoyo al alcalde que además de ejercer su cargo sin cobrar lo compagina con la profesión de médico rural.