Expertos en Derecho Constitucional explican que la modificación de la inviolabilidad del jefe del Estado, que ahora mismo garantiza que no sea juzgado por ninguna conducta de las que han tenido lugar durante el tiempo que dura su reinado, depende de un complejo y farragoso proceso que se debe realizar mediante una «reforma constitucional agravada» regulada en el artículo 168 de la Carta Magna.

«Consiste en una aprobación por 2/3 en Congreso y Senado con disolución inmediata de ambas cámaras, nuevas elecciones, teniendo las nuevas cámaras también que decidirlo por 2/3 en cada una y, asimismo, referéndum nacional obligatorio y vinculante», según explica a catedrática de Derecho Constitucional de la Universidad Autónoma de Barcelona Teresa Freixes. 

Sin embargo, la puerta está abierta y solo hay que saber hasta dónde quiere llegar el Gobierno. Más País-Equo y Compromís han presentado este martes en el Congreso una proposición de ley para delimitar la inviolabilidad del Rey, acotando los actos que realiza como Jefe del Estado y diferenciándolos de los que hace como «persona privada» y, por tanto, «no inviolable».

El texto ha sido presentado en rueda de prensa por el líder de Más País, Íñigo Errejón, la diputada de Equo, Inés Sabanés, y el diputado de Compromís, Íñigo Errejón.

La iniciativa, bautizada como Ley Responsabilidad de la Corona, tiene como objetivo, según ha destacado Errejón, «facilitar la transparencia y la rendición de cuentas» y, a su juicio, debería ser punto de consenso para cualquier demócrata, con independencia de que se sea monárquico o republicano.