La presidenta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Rosa Menéndez, ha abogado hoy por despertar el interés por la ciencia desde edades tempranas para que las niñas se interesen por cursar carreras tecnológicas.

Menéndez ha hecho estas declaraciones en una rueda de prensa, junto con el rector de la Universidad de Alicante (UA), Manuel Palomar; la subdirectora general para el Emprendimiento y Promoción Profesional de las Mujeres en el Instituto de la Mujer, Begoña Suárez, y otras dos responsables de la UA antes de participar en una jornada con motivo del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.

“No podemos prescindir del 50 % de la población que representan las mujeres. Creo que es de gran trascendencia dedicar todo el año, y no solamente estos días, a despertar el interés por la Ciencia desde edades tempranas”, ha subrayado Menéndez.

Las cifras en cuanto a la participación de la mujer en el mundo de la ciencia en las escalas superiores, catedráticas, profesores de investigación o con cargos en labores de gestión científicas “se pueden mejorar” y “no son” las que “nos gustarían que fuesen”, aunque están mejorado “un poquito en los últimos años”, ha dicho.

“En principio no hay ningún tipo de discriminación” respecto a la mujer, “pero luego las cifras están ahí”, ha expuesto Menéndez, para quien “el tema de conciliación familiar y la educación” que han recibido las mujeres “pesan mucho”. En el CSIC, un 50 % son mujeres, pero en las escalas superiores (profesoras de investigación) bajan a un 25 %, ha especificado.

Menéndez ha destacado la necesidad de “luchar” entre todos por “tener una perspectiva de género” para transmitir el mensaje de que las mujeres son “igual de capaces que los hombres” y que “en este barco, en lo que es el mundo de la ciencia, todos somos importantes”.

Ha concretado que los valores más bajos de mujeres científicas se registran en recursos naturales y en física.

Ha resaltado el real decreto ley que aprobó el pasado viernes el Consejo de Ministros en el que “se va a ponderar el currículo o la evaluación de la actividad científica y se va a considerar el tiempo de la maternidad o bajas maternales”, un tiempo que “estaba afectando a la producción científica de forma negativa”.

“Pero también se va a valorar en los hombres, que es importante, porque hay hombres que cogen baja maternal”, ha agregado.

Deja un comentario