Según una información de Cadena SER, el exsecretario general del PP valenciano, Ricardo Costa, recibió este jueves al menos tres llamadas telefónicas (que no llegó a contestar) de Francisco Camps con la supuesta intención de presionarle para que no revele detalles de la financiación irregular del partido que se está juzgando en la Audiencia Nacional. Su equipo de abogados también recibió llamadas de la defensa del Partido Popular interesándose por el contenido de su declaración.

Estas llamadas se han producido con motivo de la reanudación hoy viernes del juicio tras un parón de 48 horas en el que las defensas de Pablo Crespo y Álvaro Pérez, “El Bigotes”, han abierto la puerta a la posibilidad de cambiar su estrategia y confesar. El juez quiere ver hasta dónde pueden llegar en sus revelaciones y si ratifican la declaración de Correa.

Ambos pidieron al juez José María Vázquez Honrubia el pasado miércoles el aplazamiento del juicio tras la declaración del presunto cabecilla de la trama, Francisco Correa. Este último acusó al PP de Camps de ordenar que las facturas de empresas de la trama por servicios en las campañas del partido fuesen giradas a empresarios que reconocieron financiar ilegalmente a los populares en Valencia. “El PP tuvo la iniciativa: ‘Si queréis cobrar tenéis que hacerlo de estos empresarios’. Imagino que a ellos también les dirían que si no lo hacían así tendrían menos adjudicaciones de obra“, Declaró Correa.

En el centro del esquema de financiación irregular del PP en Valencia, Correa situó a Ricardo Costa. “Fue Costa quien nos dijo que facturáramos a los empresarios los actos del PP”, afirmó el supuesto líder de esta red.

Deja un comentario