El primer ministro tunecino, Youssef Chahed, participó hoy en el primer congreso constitutivo del partido Tahia Tounes (Viva Túnez), creado en torno a su figura en enero pasado, al que agradeció su apoyo al Gobierno, aunque no anunció de manera oficial su adhesión a él, tal como se esperaba.

«Nuestro Gobierno no tiene apoyo y ya no puede llevar a cabo muchas de las reformas», declaró en un discurso en defensa de su mandato durante estos últimos tres años, el más largo desde que en 2011 la llamada «Revolución de los Jazmines» pusiera fin a veintitrés años de dictadura de Zinedin el Abedin ben Ali.

«Hoy, gracias a vosotros, ya no me siento sólo en esta batalla», añadió ante una sala que congregó a miles de personas y que se fue vaciando antes del término del evento.

Asimismo, presentó la hoja de ruta para los próximos meses sin revelar cuál será su proyecto político frente a las elecciones presidenciales y legislativas previstas para finales de año.

«Continuad por este camino, vais en buena dirección. Tahia Tounes no debe ser un número más de entre los cerca de 220 partidos que existen a día de hoy», animó a la nueva formación, que cuenta, según su recién nombrado secretario general, Selim Azzabi, con más de 84.000 miembros y cerca de 470 listas electorales.

El primer ministro terminó su intervención asegurando ser «el hijo de esta familia política», una afirmación ambigua interpretado por los militantes como una declaración de intenciones a liderar el partido.

«Chahed ha llegado (al congreso) como jefe de Gobierno y se irá como jefe de Gobierno. Es demasiado pronto», declaró a Efe una fuente cercana a su equipo, quien descartó un anuncio oficial sobre su candidatura en los próximos meses, lo que podría obligarle a dimitir de sus funciones.

El partido gobernante Nidaa Tounes aprobó a principios de abril el reingreso de Youssef Chahed después de que en el mes de septiembre tuviera un duro enfrentamiento con Hafed Essebsi, secretario general e hijo del presidente de la República, que fue suspendido a su vez el pasado 30 de abril.

Fuente