Los líderes de la ANC, Jordi Sánchez, y Òmnium Cultura, Jordi Cuixart, han sido encarcelados sin derecho a fianza, según la orden la jueza de la Audiencia Nacional, acusados del delito de “sedición” y de ser los responsables de una «estrategia compleja» para lograr la independencia de Catalunya.

Han comparecido en la Audiencia Nacional como investigados por por las concentraciones del 20 y 21 de septiembre ante la sede de la Consejería de Economía.

Al haber declarado ya el 6 de octubre pasado, Sánchez sólo ha contestado las preguntas de su abogado, mientras que Cuixart se ha acogido al derecho a no declarar.

Según consta en el auto, la jueza considera que las organizaciones ANC y Omnium son responsables de llamar a las movilizaciones del 20 y 21 de septiembre con el objetivo de la “protección de sus gobernantes e instituciones, mediante movilizaciones ciudadanas masivas, frente a los lugares donde se estaban llevando a cabo actuaciones policiales.

Carmen Lamela, la jueza encargada del caso,  es la misma que este año procesó a 8 jóvenes de Alsasua acusándolos de “terrorismo” por una trifulca en un bar con dos Guardias Civiles y solicita 375 años de cárcel en este proceso.

Esta decisión judicial constituye un duro ataque contra la libertad de reunión y el derecho a la protesta. Se esperan movilizaciones en Catalunya y en el resto del Estado español.


NUESTRAS REDES

 


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario