“Lo que hemos vivido es un acto de piratería por parte de los guardacostas libios, financiados por la Unión Europea”, explica a este medio Laura Lanuza, portavoz de la ONG

Según la ONG Proactiva Open Arms, especializada en misiones de rescate en el Mediterráneo, las unidades de la Guardia Costera libia han amenazado este martes con abrir fuego contra uno de sus barcos de rescate en aguas internacionales si no les seguían a Tripoli. Después de una hora y 40 minutos de conflicto con los guardacostas, en los que se vieron obligados a poner rumbo a Libia, estos les han permitido volver a Italia.

La organización humanitaria estaba realizando prácticas de entreno de rescate en su nave ‘Golfo Azzurro’, a las 17.40 horas. Una patrullera libia se acercó a la embarcación y amenazó por radio a sus tripulantes con abrir fuego si no ponían rumbo a Trípoli. La ONG indicó que tenían autorización de las autoridades italianas de navegar en esa zona, pero la patrullera les exigió aun así que se dirigieran a territorio libio bajo amenaza de abrir fuego.

Afirma que una patrullera libia se ha acercado a una de sus embarcaciones de rescate y han amenazado con abrir fuego

La ONG denunció lo sucedido a través de las redes sociales:

Los responsables de la embarcación optaron por obedecer y poner rumbo a Trípoli. Tras una hora y 40 minutos desde que empezó todo les indicaron que podían irse, aunque con nuevas amenazas de que no volvieran o dispararían.

Proactiva Open Arms mantiene su propósito de continuar con las labores de salvamento en el Mediterráneo pese a las dificultades que están registrando.

Deja un comentario