Las autoridades de Duisburgo (oeste de Alemania) procedieron hoy a la voladura controlada del bloque conocido como «Weisser Riese» -«Gigante Blanco»- un edificio de 22 plantas con 320 viviendas deshabitado desde hace años y considerado un horror arquitectónico.

Los equipos de expertos emplearon para la demolición 290 kilos de explosivos, que en cuestión de segundos convirtieron esa enorme complejo en 48.000 toneladas de escombros.

Los responsables de la operación calificaron de exitoso su desarrollo y desenlace, para lo que fue preciso desalojar temporalmente de sus hogares a unos 2.500 vecinos de la zona.

El «Weisser Riese» fue construido en 1972 en el barrio de Hochheide, entonces como un proyecto arquitectónico modélico, que pronto cayó en desgracia entre la ciudadanía hasta quedar prácticamente en desuso.

Las autoridades de Duisburgo, una de las ciudades más endeudadas de la ya desmantelada cuenca minera del Ruhr, han planificado llevar a cabo una serie de demoliciones controladas para renovar el tejido ciudadano.

El gran solar ahora vacío se convertirá en un nuevo parque ciudadano.

Necesitamos tu ayuda para seguir ofreciendo Contrainformación. No queremos depender de bancos, publicidad o grandes empresas. Si te gusta lo que hacemos, invítanos a desayunar una vez al mes para que podemos seguir ofreciéndote nuestro trabajo
¿Prefieres hacer un ingreso por tu cuenta? Aquí puedes hacerlo: Triodos Bank: IBAN - ES0714910001283000114479    

DEJA UNA RESPUESTA